OPINIÓN



| 26/10/2017


Cronistas

Si los archivistas son los guardianes de la memoria, los cronistas son los encargados de almacenarla. En esencia, un cronista es una persona que recopila hechos, pasados o presentes, y luego los escribe.

La primera crónica fue la literaria, que consistía en la recopilación de hechos históricos o importantes narrados en orden cronológico. Así, cumplía las funciones que ahora tiene la historiografía. Cuando surgió el periodismo, sus cultores se valieron de la crónica literaria que, de esa forma, devino en periodística. Aún ahora existe polémica sobre si ambas son una o tienen diferencias.

El debate no está zanjado pero, por lo menos, se fijó ciertos límites. Así, la crónica periodística debe tratar siempre de hechos reales, mientras que la literaria también puede hacerlo, pero tiene la posibilidad de recurrir a la ficción. En otras palabras, la crónica literaria puede tratar de hechos reales o ficticios, o mezclar ambos, pero la periodística solo debe ocuparse de la realidad.

Si aún ahora hay confusión, esta era mayor en el pasado. Así se explica que muchos de los hechos narrados por cronistas medievales incluyan sucesos fantásticos o simplemente leyendas en sus textos.

En el caso de nuestro continente, pocos son los que podrían considerarse rigurosamente históricos. Desde la relación atribuida a Juan de Sámano y Francisco López de Xerez hasta los últimos postoledanos, la imaginación y fantasía aparecen en los textos que, pese a ello, son considerados fuente válida para los historiadores actuales.

Potosí es la única ciudad del territorio hoy boliviano que cuenta con un cronista propio, Bartolomé Arsanz de Orsúa y Vela. Su crónica es tan importante que Carlos Medinaceli le dio la categoría de poema nacional, Mariano Baptista Gumucio la llama “el libro fundacional de Bolivia” y Ramón Rocha Monroy dice que “somos el país de Arsanz”.

Pero mientras las crónicas coloniales son consideradas referentes de la historia en otros países, los bolivianos hemos agarrado nuestro “poema nacional” y le quitamos su rango de fuente histórica para llevarla al terreno de la literatura. La incluimos entre las novelas fundamentales de Bolivia y, de esa manera, la rodeamos de un tufo a ficción que cada vez parece más difícil de quitar.

Arsanz no se merece eso. No tanto por gratitud a un hombre que es más apreciado en el exterior que en nuestro propio país como por la necesidad de revalidar la única crónica colonial boliviana, deberíamos recuperar a la Historia de la Villa Imperial de Potosí… como fuente historiográfica.








e-planning ad
e-planning ad
OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
Cronistas de Potosí
Potosí: su gente
Cronistas
Guardianes
El Che y las mentiras
Antologías
Tapados y monedas
La ley
Verdades incómodas
Erratas
Bolivia y Perú
Nimiedades
‘Laris’
Humanitario
Identidad cultural
Balón
Mujeres machistas
Sobre ‘ignorantas’
La Zapata
Impuestos
e-planning ad
En Facebook
e-planning ad
e-planning ad


21/11/2017
Voto por una mejor justicia
21/11/2017
La gobernabilidad en juego
21/11/2017
Mercados: reordenar, trasladar o planificar
21/11/2017
Agenda política del mes de diciembre
19/11/2017
Ataques del Gobierno a gil y mil
19/11/2017
Los consensos del pacto fiscal


EL DEBER
 
Te puede interesar
Achacollo fue beneficiada con detención domiciliaria. Puede dejar la cárcel en las próximas horas
BOLIVIA

Bajan cifra de la fianza para Achacollo y dejaría la cárcel

Las firmas ilegales instalaron dragas en las orillas de los ríos Kaka y Beni. Ahí se explota el metal precioso. Foto: APG Noticias
BOLIVIA

Palos Blancos se levanta contra la minería ilegal

MUNDO

Detienen a los directivos de Citgo, filial de PDVSA

Diez
Luis Gutiérrez, Defensor de Bolívar. Foto. Baldo Ramallo
FÚTBOL

'Guti' es duda para choque ante la academia cruceña

Damián Lizio, volante de Oriente Petrolero. Foto. Archivo
FÚTBOL

Lizio, listo para reaparecer en Oriente

Maradona es el invitado especial para esta actividad. Foto: Internet
MUNDIAL

Maradona, la figura para el sorteo de Rusia 2018

Sociales
SOCIALES

Cristian Castro: "Nunca fui y nunca seré gay"

SOCIALES

Malia Obama ¿ya tiene cortejo?

Durante siete años estuvo alejado de un estudio de grabación, ahora regresa a las giras internacionales y lo hace con su nueva producción denominada Libre
SOCIALES

Franco de Vita quiere conquistar a los cruceños con su libertad