OPINIÓN



| 13/11/2017


Costos del continuismo

Con un nuevo récord cuando cumpla 12 años de gobierno, el presidente Morales se encamina a otra marca: la de presidente más empeñado en un cuarto mandato y, si fuera posible, llegar al quinto y al sexto. En el camino para el nuevo empeño está un plebiscito con nombre de elecciones judiciales. Al amparo de las elecciones del 3 de diciembre, la población le dirá sí o no a su gestión reeleccionista, ya repudiada en un primer intento a comienzos del año pasado. Bajo la mirada sospechosa de muchos países, el presidente ha enganchado el conjuro que él mismo describió y ahora parece a todo vapor: Se le mete nomás.  

A solo semanas del dictamen sobre la legalidad de una nueva reelección, pocos esperan que el Tribunal Supremo de Justicia vaya a desairar el ímpetu reeleccionista del presidente y la cúpula de Gobierno. Al parecer ante un eventual desaire a través de votos nulos, el vicepresidente anunció que la próxima carta será el llamado a una modificación de la Carta Magna para costurarla a medida de los gobernantes. Una opción siguiente sería la renuncia del presidente para decir borrón y cuenta nueva y volver a comenzar una ronda reeleccionista desde cero.  

Algunos analistas ven en el empeño reeleccionista el propósito de garantizar cierta inmunidad para irregularidades durante la serie de mandatos, incluso una revisión meticulosa de la administración de los recursos obtenidos en los años de las vacas gordas, cuando fueron acumuladas reservas monetarias gigantes ahora en declinación. El hotel Las Américas figura entre los mayores desafíos para el presidente. A cerca de nueve años de ocurrido el episodio sangriento que lo originó, aún repercute la admision pública de que él impartió la orden de invadir el hotel. Al margen de quiénes ejecutaron la orden, a su cargo están anotados los resultados: tres muertes y persecución de decenas de líderes orientales. Igual espinoso resultará explicar decisiones ejecutivas como la planta de Bulo Bulo, muy cerca del Chapare y las plantaciones de coca y lejos de la frontera por donde se exportarían úrea y fertilizantes. 

Un riesgo del continuismo es opacar logros sociales, ignorados bajo la obsesiva propaganda reeleccionista. Otro factor no buscado es inyectar vida a la oposición, estimulada para mantener y buscar posiciones unísonas. El costo reeleccionista puede ser muy alto, como también quedar inerme cuando el péndulo llegue al extremo opuesto.







e-planning ad
e-planning ad
OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
Costos del continuismo
Espejismo
Reveses
Enredo americano
La hora del conejo
La guerrilla inmolada del gral. Gary Prado
Diarios en tiempos de mordaza
Doblan las campanas
Trampolines
La fiscal de allá y los fiscales de acá
Caída libre
¿Publicar mentiras de un presidente?
¿Publicar mentiras de un presidente?
Vueltas de la vida
Vueltas de la vida
Crece la marea
Coletazos de la Guerra Fría
Perlas de la libertad de prensa
Los cien días
Epopeya venezolana
e-planning ad
En Facebook
e-planning ad
e-planning ad


23/11/2017
Se puede, hagámoslo juntos
23/11/2017
Corrieron a los veedores
23/11/2017
La nueva marginalidad
23/11/2017
Doble moral
22/11/2017
¡Gasolinazo en Bolivia!
22/11/2017
La dignidad suspendida


EL DEBER
 
Te puede interesar
ECONOMÍA

Trabajo recuerda pago obligatorio del aguinaldo

MUNDO

Correa ataca duro a Lenin Moreno por su gestión

Sillas vacías en los servicios de consulta externa de los hospitales debido al paro médico
SANTA CRUZ

Los pacientes sufren por el paro médico en Santa Cruz

Diez
FÚTBOL

Cierran el Siles y se complica el clásico paceño

El mensaje del presidente. Foto: Captura Twitter
BOLIVARIANOS

Morales celebra oro conseguido por Torrez

Deni Bejarano (dcha.) estuvo ayer en el onceno de Oriente, que se entrenó a puertas cerradas en el estadio Tahuichi. Foto: Jorge Uechi
ORIENTE

Meza, Freitas y Bejarano, el trío que tiene en mente el DT

Sociales
Carnavaleros. Los Fanfarrones en pleno y listos para la fiesta grande
SOCIALES

¡Que truene la banda! Los Fanfarrones ya tienen reina

SOCIALES

Los warneños están de fiesta

SOCIALES

Costumbres de Santa Cruz en el país del norte