PORTADA SANTA CRUZ BOLIVIA MUNDO ECONOMÍA OPINIÓN EXTRA ESCENAS DIEZ SOCIALES CLASIFICADOS
OPINIÓN



| 22/04/2018


Chiquitos. Las raíces compartidas

Nuestra Constitución indica que Bolivia se constituye en un Estado Plurinacional y afirma que “dada la existencia precolonial de las naciones y pueblos indígena originario campesinos” garantiza su cultura. 

Uno de los objetivos de esta visión es la recuperación de los valores, tradiciones, cosmovisión y fuerza cultural indígena, construidos antes de la llegada de los europeos a nuestro territorio. Puso en valor una riqueza plural y eso fue un gran logro, pero reabrió también un viejo y estéril debate en torno a la antinomia construcción-destrucción y a la lectura maniquea de claros-oscuros y buenos-malos que pretendía la descalificación de todo el periodo colonial y, en esa dinámica, buena parte o todo el periodo republicano.

Una premisa muy fuerte es pretender que es no solo posible sino necesario rescatar la ‘pureza’ de la tradición indígena prehispánica y darle brillo y esplendor. Para conseguirlo hay que encontrar las raíces primigenias de cada pueblo y a partir de ellas fortalecer, o incluso construir identidades. Se dio por evidente que ese camino conduce en todos los casos a un punto de partida anterior a 1535.

Pero, un día no muy lejano se escuchó desde las profundidades de la llanura chiquitana el sonido de un violín, poco a poco se le sumó un grupo musical integrado por instrumentos de cuerdas que tejía una entrañable melodía que inundó las pasturas, las naves de unos templos peculiares, las plazas soleadas y cálidas de unos pueblos tranquilos, ordenados y acogedores, y se apropió del espacio hasta inundar los espíritus de todos. ¿Era una incongruencia? ¿Se habría instalado en San Javier, en Concepción, en San José, en Santiago… alguna orquesta de cámara llegada del otro lado del Atlántico? Cruzando el velo del misterio lo que encontramos es a niños, jóvenes y adultos chiquitanos acariciando sus instrumentos, eso que no es otra cosa que producir sonidos armónicos que hacen un concierto. 

En el centro de América del Sur, en un lugar conocido geológicamente como parte del escudo brasileño, en una tierra que es uno de los lugares vitales del Departamento de Santa Cruz, y en consecuencia latido dinámico de Bolivia, en pleno siglo XXI, el retorno a las raíces combinó algo que no está en el espíritu último de la ideología del Estado Plurinacional tal como está concebido y propuesto en la Constitución de 2009.

Los indígenas chiquitanos nos dan una lección inolvidable, aquella que debiera ser el modelo para todos. Sus raíces, igual que las del occidente andino, tienen un punto de partida y varias ramificaciones que construyen un mismo tronco. Para vivir el presente y mirar el futuro es imprescindible una convivencia serena con todas. Hubo, cómo no, un principio originario en el que los pueblos de Chiquitos y de Moxos (el fenómeno es equivalente y deberá ampliarse al departamento de Beni) construyeron un mundo propio y rico del que han heredado lenguas, culturas, modos de vida y de construcción social colectiva. 

En el siglo XVII llegó Europa a sus vidas en la peculiar forma de las misiones jesuíticas a imagen y semejanza de la ciudad de Dios agustiniana y su mundo cambió para siempre. Cuando Santa Cruz cobró fuerza y se convirtió en el gran polo de atracción y desarrollo económico del país, trabajó con ahínco en la recuperación de sus propias tradiciones, una de ellas, quizás la más importante, la de su pasado misional. Medio siglo después, el esfuerzo dio sus frutos.

¿Cuál es la diferencia entre la mirada al pasado de los chiquitanos y la de los pueblos andinos? Que es perfectamente posible, necesario en realidad, aceptar las dos raíces y asumir ambas como propias. Para un niño chiquitano el sonido de la música barroca, el aprendizaje del violín, la profunda fe religiosa expresada tan intensamente en Semana Santa, no son actos ajenos, son actos propios. Fabricar un instrumento de origen europeo, educar la voz para formar parte de un coro, aspirar a integrar una orquesta para poder compartir con grupos internacionales invitados a ese gran acontecimiento que es hoy el Festival Internacional de Música renacentista y barroca, es un desafío, un orgullo, algo natural.

Mientras el carnaval de Oruro resuena en su grandiosa belleza siempre envuelto en viejos resquemores y forzadas negaciones, las miles de partituras que circulan en los templos de misiones se preservan con cariño. Para un chiquitano no cabe la pregunta de lo propio y lo ajeno, el pasado anterior a las misiones es propio, el pasado misional es propio ¿A quién se le podría ocurrir la peregrina idea de preguntarle a un chiquitano por qué toca el violín? La respuesta es evidente, toca el violín y ama la música barroca porque es su instrumento y es su música, porque forma parte de él y él forma parte de ella…   



Notas Relacionadas








e-planning ad
e-planning ad
OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
Aproveche el último día de rebajas por compras en línea en Multicenter
Crónicas
De la ‘Chito alcoba’ a la ‘Evo suite’
Victoria de Donald Trump
Corrupción, la investigación deja dudas
Los números de la lectura
... Cara a cara
Resonancia cerebral guiará en una cirugía de epilepsia
Aprovecharon una feria para agasajar a las madres
Condenan por corrupción al Partido Popular español
Maduro jura y promete derrotar sanciones de EEUU
La influenza se cobra otra vida y el Sedes niega negociado con vacunas
Transportistas y gremiales se unen; piden apertura de la av. Grigotá y alistan protestas
Iglesia espera a 35.000 personas en celebración de Corpus Christi
Trump suspende la reunión con Kim Jong Un y sube la tensión con Corea del Norte
La tapa de hoy
Detenidos por cobros ilegales en hospital captaban clientes privados
En Bolivia se registran 220 denuncias cada año por discriminación
Nueve cosas que no sabías de Alejandro Fernández
Menor se refugió en Chile antes de ser embarazada por su padrastro
e-planning ad
En Facebook
e-planning ad
e-planning ad


25/05/2018
Victoria de Donald Trump
25/05/2018
Apuntes históricos sobre las regalías
25/05/2018
De la ‘Chito alcoba’ a la ‘Evo suite’
25/05/2018
Los números de la lectura
24/05/2018
No es Odesur el problema
24/05/2018
Evo, de ignorancia y fobias personales


EL DEBER
 
Te puede interesar

Crónicas

Celebra sus 25 años de carrera y promociona Rompiendo fronteras
ESCENAS

Nueve cosas que no sabías de Alejandro Fernández

Las intervenciones se realizarán en tres puntos principales de la ciudad. También habrá talleres
ESCENAS

El encuentro Manifiesto Urbano instala el muralismo en la ciudad

Diez
Dinho afirmó que no tiene planes de boda. Foto. Internet
BRASIL

Ronaldinho desmiente rumores de boda con dos mujeres: "No me voy a casar"

Luis David Casanovas, el único latino en el Villanueva
FÚTBOL

Boliviano Luis David Casanovas brilla en España

Juan Miguel Callejón celebra su gol anotado ante Delfín. Foto. Marka Registrada
FÚTBOL

Bolívar se consuela con la Copa Sudamericana

Sociales
SOCIALES

Diego Quiñones se va de Yingo

SOCIALES

Morgan Freeman rompe el silencio y pide perdón

SOCIALES

¡Idéntica! ¡Gill Maby Díaz tiene una gemela!