OPINIÓN



| 20/05/2017


Caridad con dinero ajeno

El anunciado Plan Nacional de Empleo (PNE) deja en evidencia la precariedad del manejo económico del Gobierno. Uno de los ejes del PNE es el referido a la inserción laboral, que consiste en la financiación por parte del Estado del 30% del salario mínimo (SM) de los nuevos trabajadores, mientras que el restante 70% será cubierto por los privados.

Dado el SM actual de Bs 2.000, esto significa que el Estado deberá pagar Bs 600 por cada nuevo trabajador que sea contratado como parte del PNE. ¿De dónde saldrá este dinero? ¡De nuestros propios bolsillos! Para ponerlo de forma sencilla, usted trabaja duro, paga sus impuestos y el Estado asigna este dinero para beneficiar a un empleador bajándole sus costos.

Esto significa menos recursos para otros proyectos que lo pudieran haber beneficiado a usted directamente. Ahora bien, supongamos que estamos de acuerdo en que nuestros impuestos sean asignados a este programa. ¿Qué pasará cuando finalice el PNE? ¿Estarán dispuestos los empresarios a pagar el SM sin la ‘ayuda’ del Estado? Estas interrogantes desnudan el carácter parche de la medida y su insostenibilidad incluso en el mediano plazo. Si lo que se quiere es insertar a los jóvenes al mercado laboral, entonces ¿por qué no excluirlos del salario mínimo? Por ejemplo, el SM de Bs 2.000 podría aplicarse solo a los mayores de 23 años (por dar una edad) y todos aquellos menores de 23 podrían negociar libremente su salario con el empleador. Esto bajo el supuesto (bastante realista) de que, en general, los jóvenes tienen poca experiencia y, por tanto, al ser menos productivos merecen un salario menor.

Lógicamente, para el Gobierno esto implicaría reconocer las ventajas del mercado y traicionar su discurso; por lo que una medida políticamente más viable sería la de implementar un salario mínimo diferenciado. O sea, el actual SM de Bs 2.000 se aplicaría para aquellas personas mayores de 23 (para seguir con el ejemplo), mientras que un SM menor (podría ser Bs 1.500), a menores de 23 años. En cualquiera de ambas, gana el Estado, que puede disponer de ese dinero para otros fines; gana el empleador al ver reducidos sus costos; gana el trabajador joven al poder hallar un empleo que le permita ganar experiencia, y ganamos nosotros, que pagamos impuestos.  








e-planning ad
e-planning ad
OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
Crece la desaprobación a la gestión de Evo Morales
Informe especial revela participación de sicarios en muerte de Rosalva
Solo dos de cada 10 infanticidios que se registran en el país logran sentencia
Suben los precios de algunos ingredientes para masitas de Todos Santos
Gobierno apela medidas sustitutivas de 14 cocaleros
Marín inicia con patrimonio de $us 10.000
Aprehenden a cuatro ladrones y un taxista en La Guardia
Cuatro gobernadores opositores jurarán en Venezuela
Abe y Trump elevarán la presión sobre Pyongyang
Colombia: FARC y ELN acuerdan defender la paz
Policía mata a turista en una favela de Río
Expresidente Menem reelegido senador en Argentina
CAO analiza iniciar acciones penales contra Emapa
Buscan a tres prófugos por el fraude en Emapa
Se vienen más cambios en el Banco Unión
En minutos se posesionará al nuevo gerente general del Banco Unión
Ve el blooper de la mascota presidencial francesa
Samuel acude a comisión que indaga las privatizaciones
Ministerio de Trabajo paraliza obra en la que falleció una persona
Cirugías en 3D ahora son una realidad
e-planning ad
En Facebook
e-planning ad
e-planning ad


23/10/2017
El pecado original
23/10/2017
Alternativas al modelo estatista
23/10/2017
El sol nuestro de cada día
23/10/2017
Cuatro hipótesis sobre el desfalco del Banco Unión
22/10/2017
Los derechos humanos
22/10/2017
Por 15 minutos


EL DEBER
 
Te puede interesar
BOLIVIA

Crece la desaprobación a la gestión de Evo Morales

00:32:26
MUNDO

Informe especial revela participación de sicarios en muerte de Rosalva

REPORTAJE ESPECIAL

Solo dos de cada 10 infanticidios que se registran en el país logran sentencia

Diez
FÚTBOL

Dirigencia de Guabirá respalda a ‘Tucho’

Néculman anotó sus primeros goles con la camiseta de la academia. Foto. Fuad Landívar
FÚTBOL

Néculman marcó la diferencia en el Tahuichi

Tres jugadores de Blooming rodean al Can, que interrumpió el partido. Foto. Fuad Landívar
CURIOSO

Un perro interrumpió el duelo Blooming - Nacional

Sociales
Sociales

Una boliviana en video de Luis Fonsi

Sociales

Maluma se negó a besar a una fan en un concierto

Sociales

¿Cómo se ve Jennifer López al despertar y sin maquillaje?