OPINIÓN



| 11/10/2017


Brevísima historia de la democracia

La izquierda clásica, ortodoxa y marxista sintió siempre un supino desprecio por la democracia; “la democracia solo conduce a la democracia, no al socialismo” había profetizado Lenin y la lapidaria sentencia hizo parte del credo revolucionario latinoamericano en una buena parte del siglo XX; sin embargo, mucho antes de lo previsto quedó claro que el ‘socialismo real’ se asemejaba demasiado a las dictaduras de corte fascista que los militares habían instalado en esta parte del planeta. El efecto fue que, de a poco, pero de forma sistemática, la ‘izquierda ortodoxa’ comprendió que la única forma de reconquistar y reconstruir nuestras sociedades pasaba por la democracia. En un determinado momento, la izquierda marxista gozaba de tan  mala reputación que un mínimo de inteligencia recomendaba seguir las pulsiones del pueblo, y el pueblo clamaba por democracia. Arrió sus mejores banderas y siguió la voluntad popular. Así nació la izquierda democrática, que reconquistó el poder con Siles Suazo  un 10 de octubre de 1982.

Para entonces, todos cerraron filas en torno a la defensa de los Derechos Humanos y civiles y todos reconocieron que la única manera de contar con un país que pudiera recibir el siglo XXI en condiciones mínimas de existencia era reconstruyendo la institucionalidad democrática, respetando el libre juego de las ideas, valorando el rol de la disidencia, asumiendo que la forma de ser de los países inmersos en la modernidad de occidente era, sin duda, la forma democrática.

La democracia boliviana fue, en este sentido, y a despecho de su propio credo ideológico, la mejor victoria de la izquierda boliviana. La UDP era su mejor expresión.

Cuando Evo Morales asume el poder, lo único que queda de la izquierda revolucionaria es la izquierda democrática. En el camino la “dictadura del proletariado”  probó -en los países detrás de la Cortina de Hierro- su fracaso total y no tardaría mucho en desplomarse junto al muro de Berlín. En este contexto, el MAS comprende que  la manera de revivir ese fósil era invirtiendo sus propios preceptos hasta entonces inmutables; el encargado de redimir la especie humana ya no era el combativo proletariado, en su lugar estaban los campesinos, los pueblos originarios, la teocracia del Tawantinsuyo, el inca moderno. El mito. 

La fuerza que guiaba el mundo ya no era la historia, sino la tradición. La democracia había cambiado y con ella la noción de pueblo. El pueblo que fue el laitmotiv de la izquierda democrática tampoco era el mismo, ahora lo formaban los que hablaban un idioma originario, los que creían en las fuerzas telúricas de la Pachamama, los pobres pero no los medios pobres ni los ricos y aunque más del 60% se autoidentificaba como mestizo, los mestizos no existían, no eran parte del pueblo.  Los ‘camaradas’ del PCB y los temibles ‘compañeros’ de la COB ahora se  identificaban como ‘hermanos’ bajo la férrea  égida del ‘hermano Evo’.

El pueblo ya no eran todos y el monarca se convenció que era insustituible y eterno. Así nació la izquierda masista que a la sazón le debe su existencia a las fuerzas democráticas que hoy combate implacablemente. Esa es la historia que este 10 de octubre inicia su larga y seguramente penosa caída. Por cierto, en la historias nadie es eterno.








e-planning ad
e-planning ad
OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
Una derrota que presagia días difíciles
La gobernabilidad en juego
Halloween y colonialismo interno
¿Qué país quieres para tus hijos?
Brevísima historia de la democracia
Del trono a la tumba
Diferentes, pero parecidos
Madre Tierra, santa coca y malograda justicia
Dios nos libre
Lula: crónica de una muerte anunciada
“Maduro, dale duro”
Subasta ideológica
La OEA y el ‘efecto Maduro’
El progreso de los progresistas
Historias entrópicas
Experimento fallido
Una declaración democráticamente demoledora
El Colegio Departamental de Sociólogos
Leopoldo y el ‘síndrome de encumbramiento’
¿Y si Evo perdiera?
e-planning ad
En Facebook
e-planning ad
e-planning ad


13/12/2017
Construir una cultura ciudadana
13/12/2017
Exportamos menos, crecemos menos
13/12/2017
Parahelicoprion Mariosuarezi
13/12/2017
La ONU y la paz
12/12/2017
Una década del llamado proceso de cambio
12/12/2017
¿Y la disciplina del elector?


EL DEBER
 
Te puede interesar
La autoridad nacional provocó duras reacciones entre los usuarios de redes sociales. (Imagen de archivo)
BOLIVIA

Gísela López acusa a médicos de ser 'mercaderes de la salud'

Hayek confiesa que en un primer momento pensó que su testimonio no era necesario. Foto Reuters
TENDENCIAS

Salma Hayek denuncia que Harvey Weinstein la acosó

Son 21 días de la suspensión de la atención normal en centros médicos del país. (Imagen de archivo)
BOLIVIA

Médicos exigen renuncia de Campero, rechazan preacuerdo y paro sigue

Diez
Los montereños esperan jugar en su casa. Foto: EL DEBER
GUABIRÁ

En Montero no quieren quedarse sin copa

El delantero brasileño fue campeón del Mundial de Clubes en el año 2012 con la camiseta de Corinthians. Foto: Reuters
FÚTBOL

Romarinho es el goleador del Mundial de Clubes

FÚTBOL

El Madrid sufre para meterse en la final

Sociales
Clooney y a la derecha su mejor amigo, Rande Gerber, esposo de Cindy Crawford
SOCIALES

George Clooney regaló $us 1 millón a cada amigo que lo apoyó en sus inicios

SOCIALES

¡Alto a la rutina! Los famosos se van de vacaciones

1. Sensual. Mide 1,68 m. y sus medidas son 88-60-90. Ama los deportes y su cuerpo así lo deja ver
SOCIALES

Mariana quiere triunfar en la TV y en las pasarelas