OPINIÓN



| 06/08/2017


Aullidos por la justicia

Hay una sensación de indefensión en Bolivia, que ya no da para aguantar más. La están provocando no solo los criminales de toda laya que hacen su agosto el año entero, sino también –y lo que es peor, cada vez en mayor número y con más osadía- los encargados de asegurar exactamente lo contrario: protección, garantías y seguridad ciudadana. Aquí caben policías, fiscales y jueces, con sus excepciones, por supuesto, pero en proporción inversa a lo justo y necesario. Lo vemos a diario. Tanto, que casi nos acostumbramos.

Ya no se trata apenas de errores que puedan ser cometidos en el ejercicio de cualquiera de esas tareas: policial, fiscal o judicial. Lo que estamos viendo raya en lo delincuencial, un extremo reconocido incluso por las propias autoridades de las instituciones señaladas y por otras del Ejecutivo y Legislativo, que no han dudado en denunciar y hasta enjuiciar a algunas ovejas negras de esa tríada sobre la cual descansan las garantías ciudadanas. Una respuesta poco efectiva, porque nace más del interés político que ciudadano.

El caso Rózsa es uno de los más emblemáticos. Desde hace nueve años se sostiene en una demanda fiscal llena de irregularidades, reconocidas incluso por el principal autor de la misma, el exfiscal ‘estrella’ Marcelo Soza. Todo con el aval de un tribunal no menos cuestionado. Hay otros casos igualmente burdos, como el protagonizado por el fiscal de La Paz que calificó de homicidio piadoso un caso que bien podría ser parricidio y que ahora, solo por presión del ministro de Justicia, es considerado feminicidio.

Otro caso fresquito es el que se deriva del atraco frustrado a Eurochronos. Cada vez es más evidente una actuación fiscal dudosa, declararse en reserva, y tras la que se percibe la intención de proteger a policías señalados como posibles autores de los disparos que mataron al menos a dos atracadores y posiblemente también a la gerente del local. Dos casos registrados después de un informe sobre violación de derechos presentado por el Defensor del Pueblo en Santa Cruz, en el que el Ministerio Público encabeza la lista.

No son datos menores. Todos hacen al sistema de garantías fundamentales de las que debemos gozar los bolivianos. Un sistema que está a punto de colapsar no tanto por la gran carga que recae sobre policías, fiscales y jueces, sino por el alto nivel de corrupción en sus filas. Una carga insoportable para los que están en litigio, y también para los que aún no han caído en uno, pero que se sienten tan indefensos como los primeros.  








e-planning ad
e-planning ad
OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
Estrategias envolventes para olvidar lo urgente
Mujeres, de acosadas a acusadas
Una Constitución hecha para ser violada
Sinvergüenzuras al troche y moche
Sinvergüenzuras al troche y moche
María Antonieta, Nellis y Remberto
El Gobierno de la insignificancia aparente
Bolivia, de la utopía a la distopía
Reflexiones subversivas sobre el Che y Bolivia
De García Meza a Morales Ayma
De García Meza a Morales Ayma
El caso Ostreicher, un botón
Por eso es rico...
Por eso es rico...
Un olvido peligroso
Un invento de los gringos
¿De qué guerra habla, señor ministro?
Aullidos por la justicia
Esperando siempre lo peor
Si apenas pudiéramos discernir mejor…
e-planning ad
En Facebook
e-planning ad
e-planning ad


23/11/2017
Se puede, hagámoslo juntos
23/11/2017
Corrieron a los veedores
23/11/2017
La nueva marginalidad
23/11/2017
Doble moral
22/11/2017
¡Gasolinazo en Bolivia!
22/11/2017
La dignidad suspendida


EL DEBER
 
Te puede interesar
El padre Juan Huaygua, el arzobispo de Santa Cruz, monseñor Sergio Gualberti; y el responsable de comunicación del Arzobispado, Erwin Bazán
SANTA CRUZ

La Mamita de Cotoca llega este lunes a la catedral

Joons Teodovich contó su encuentro con Ricardo Albacete en el aeropuerto
Seguridad

Teodovich contó que Ricardo Albacete decía ser dueño de LaMia

ECONOMÍA

Trabajo recuerda pago obligatorio del aguinaldo

Diez
FÚTBOL

Cierran el Siles y se complica el clásico paceño

El mensaje del presidente. Foto: Captura Twitter
BOLIVARIANOS

Morales celebra oro conseguido por Torrez

Deni Bejarano (dcha.) estuvo ayer en el onceno de Oriente, que se entrenó a puertas cerradas en el estadio Tahuichi. Foto: Jorge Uechi
ORIENTE

Meza, Freitas y Bejarano, el trío que tiene en mente el DT

Sociales
Carnavaleros. Los Fanfarrones en pleno y listos para la fiesta grande
SOCIALES

¡Que truene la banda! Los Fanfarrones ya tienen reina

SOCIALES

Los warneños están de fiesta

SOCIALES

Costumbres de Santa Cruz en el país del norte