OPINIÓN



| 16/09/2017


Arengas y ley forestal

Cuando las bases de una ley de bosques son anunciadas como el inicio de la destrucción de los bosques, hay razones para pasar de la preocupación a una abierta oposición. Los argumentos esgrimidos por unas dirigencias desinformadas e interesadas acerca de la “ley maldita y neoliberal” (1700, ley forestal, 1997) son irresponsables e injustificados, como también lo es la afirmación de que los desmontes en tierras forestales sacaron de la pobreza a los pobres de Bolivia. Proponer otra ley sobre falacias absolutamente demostrables no deja opción alguna al debate sobre lo que a todos nos interesa: la información técnica, científica, económica, social, institucional, aquello de lo que carece esta nueva propuesta electoralista. 

¡Qué irresponsable es esta nueva burguesía dirigencial, que no rinde cuentas por nada y que no ha hecho más que traficar tierras y derechos con el poder hacendal cruceño! Millones de hectáreas de tierras están en sus manos y nadie mide la eficiencia de su producción agrícola y pecuaria, ni la incorporación de nuevas tecnologías. Estamos en la edad de piedra, pretendiendo que la superación del rezago tecnológico y de la pobreza en el área rural se mide por hectáreas, cuando en el mundo se están discutiendo asuntos de tecnologías, conocimientos, nuevos indicadores de rendimiento. Aquí han impuesto su agenda los ‘comerciantes’, porque no es otra cosa lo que hacen; han desmontado reservas y concesiones forestales –con millonarias pérdidas para el país y con gravísimos efectos ambientales– solo para vender las tierras.

Veamos el caso Ostreicher, un desmonte sobre una concesión forestal y con todos los avales de las mismas redes de corrupción. Si no, veamos si acaso una familia, una sola familia campesina ha resuelto su problema de pobreza con desmontes en tierras forestales.  Veamos el brutal proceso de migración del campo a las ciudades, a los cinturones de miseria, como la más nítida expresión del fracaso de este modelo agrario-extractivista. 

La ley forestal 1700 se debatió durante 10 años e incorporó derechos indígenas, derechos de campesinos, institucionalidad, presupuesto y fondos de financiamiento, los cuales se tiraron en una década de irresponsabilidad. La ley forestal puede reemplazarse, claro que sí, pero la nueva propuesta tendrá que tener la legitimidad, los contenidos y las bases técnicas que tiene esta. No es con una arenga que se van a definir los temas estructurales en Bolivia.  








e-planning ad
e-planning ad
OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
Arengas y ley forestal
Un debate necesario
e-planning ad
En Facebook
e-planning ad
e-planning ad


22/01/2018
Transnacionaldel delito
22/01/2018
Aquí y allá
22/01/2018
Los odiadores privados
21/01/2018
Agrupación espontánea y protesta ciudadana
21/01/2018
Un viaje al inframundo de Averno
21/01/2018
Abrogación del código penal, un logro ciudadano


EL DEBER
 
Te puede interesar
La cantante está siendo investigada en Barcelona (Internet)
ESCENAS

Shakira puede ir presa en España por fraude fiscal

El periodista regresa la noche de este lunes a la pantalla chica (Archivo)
ESCENAS

Enrique Salazar comienza su programa en Bolivia TV

SANTA CRUZ

Desde el aire: Imágenes del 'tractorazo' que llegó este lunes a Santa Cruz

Diez
LIBERTADORES

Festejo inolvidable de ‘Maxi’ Freitas

Causen se estrenó oficialmente con victoria con Oriente Petrolero en su tercer ciclo en el club verdolaga. Foto: Jorge Uechi
LIBERTADORES

Clausen: “La llave no está cerrada”

Troglio es optimista de cara a la vuelta. El DT argentino confía en su equipo para vencer a Oriente. Foto: Jorge Uechi
LIBERTADORES

Troglio: “El gol fue de otro planeta”

Sociales
SOCIALES

Olivia Lua, quinta actriz porno fallecida en dos meses

SOCIALES

Malena Araúz es el nuevo rostro de Facetas TV

SOCIALES

Diseñadora boliviana viste a actriz en los SAG Awards