PORTADA SANTA CRUZ BOLIVIA MUNDO ECONOMÍA OPINIÓN EXTRA ESCENAS DIEZ SOCIALES EN VIVO FM 103.3
OPINIÓN



| 11/07/2017


Al rescate de YPFB

Tienen que ser muy severos los apremios contables de YPFB, para que sus autoridades se vean ahora obligadas a despedir gente. Serían alrededor de 200 los despedidos, de una planilla total de 2.800 -según fuentes no oficiales-, lo que tampoco es mucho. Se dice que el tiempo de la austeridad ha llegado. Se sabe, sin embargo, que el origen de los aprietos presupuestarios no proviene tanto de la nómina de empleados supernumerarios, y ni siquiera de los altos sueldos de sus ejecutivos, los más de ellos injustificados por su rendimiento. Lo que en verdad ha disparado los costos de la estatal petrolera son los malos negocios, los megaproyectos de industrialización, la administración ineficiente y derrochadora, el clientelismo político que financia y, cómo no, la corrupción en gran escala. En un momento de caída dramática de los ingresos petroleros, el despilfarro tiene que estar pasando factura, incluso tal vez amenazando con llevar a YPFB a la ruina.

En ese sentido, el despido anunciado más parece estar dirigido a la tribuna, al tiempo que se busca poner un velo a los escándalos de corrupción. Querer mostrar la reducción de personal como la reestructuración de YPFB, no pasa de ser un burdo engaño. 

El problema de fondo es que la empresa estatal ha sido secuestrada por facciones políticas, grupos corporativos y redes delictivas, que medran de sus recursos; antes abundantes, hoy más escasos. Son esos grupos los que a nombre de la ‘nacionalización’ han capturado la empresa y la han convertido en el núcleo de una red de corrupción que liga a ejecutivos y funcionarios con operadores políticos, empresas y contratistas inescrupulosos. La ‘nacionalización’, que debió recuperar el gas para los bolivianos, en realidad ha servido para que gente improvisada, que apenas entiende lo que es el negocio petrolero, haga y deshaga, según su pobre criterio, protegida políticamente, evadiendo las normas y la fiscalización, sin rendir cuentas a nadie; y cuando no para que un puñado de bribones hagan su agosto y se lleven la plata de los bolivianos a su bolsillo.
Lo cierto es que la corrupción y la incompetencia están matando la que debió ser la empresa emblema del país. Y, frente a la gravedad del mal que la aqueja, lo que se requiere es una cirugía mayor; no únicamente una disminución de personal, o la remoción de ciertas gerencias. La verdadera reforma de YPFB debe venir de su corporativización; es decir, su transformación en una sociedad accionaria, con participación estatal y privada. Y lo que el Estado debe hacer es formar paquetes accionarios, transados en la bolsa, y tanto mejor si es en las bolsas internacionales. 

Convertir a YPFB en una corporación con participación accionaria privada sería la forma efectiva de frenar la injerencia política y devolverle autonomía de gestión; asegurar una gerencia de alto nivel y elevar su eficiencia empresarial; transparentar la administración, las operaciones y los proyectos, facilitar el acceso a capital y financiamiento (liberando al Estado de otorgarle financiamiento subsidiado), y, desde luego, erradicar la corrupción. La reingeniería institucional de YPFB debe seguir el camino recorrido por las empresas petroleras de los países vecinos, unos con más éxito que otros. Es la fórmula sensata y realista de recuperar YPFB al servicio de los intereses generales del país. Lo demás son parches, medidas inocuas que al final nada resuelven ni cambian. 








e-planning ad
e-planning ad
OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
Policía: Obreros ingresaron a la cloaca sin “ningún equipo de protección”
Guess alista su aterrizaje a Bolivia en marzo, estará en el Ventura
'Ameba come cerebros' acaba con la vida de un niño en Argentina
Destroyers - Oriente (3-1): en vivo
16 ministros de Evo ya tienen cuenta en Twitter
Con un tanque de guerra se combate al contrabando
Dos hermanos que trabajaban en un alcantarillado cayeron por un hueco. Bomberos trabajan en el rescate de los cuerpos
Mitma 'tira la toalla' y deja en bandeja el mando de la COB al MAS
Recuperan el cuerpo de uno de los obreros que cayó por un alcantarillado
El sujeto del identikit pasó de sospechoso a testigo clave
Sánchez Berzaín: "Cada que le falta oxígeno", Evo usa el juicio contra Goni
Inundaciones golpean al municipio de Guanay
Jóvenes borrarán mensajes racistas de las paredes
San José logra buen negocio pese a la derrota
El samsung S9 llegará a Bolivia en marzo
Defensor pide a la Policía un informe escrito sobre la violencia en el 21-F
Se desbordan 2 ríos e inundación golpea a habitantes de Guanay
Dormir poco deja 'huellas' en el cerebro, según un estudio
Analizan si procesarán a policías que se ven en video de Eurochronos
Cívicos analizarán nuevas medidas para frenar la repostulación
e-planning ad
En Facebook
e-planning ad
e-planning ad


22/02/2018
Las tragedias ‘naturales’ de cada año
22/02/2018
Huellas digitales en las dinamitas de Oruro
22/02/2018
Gisbert
22/02/2018
Democracia, fútbol y el 21-F
21/02/2018
¿Qué le pediría a Dios para Bolivia?
21/02/2018
21 de febrero


EL DEBER
 
Te puede interesar
El momento en que familiares de los infortunados obreros llegaron al lugar de la tragegia | Foto: Jorge Gutiérrez
x 4
SANTA CRUZ

Policía: Obreros ingresaron a la cloaca sin “ningún equipo de protección”

El holding chileno Rambrands confirmó el ingreso de la marca al mercado boliviano
DINERO

Guess alista su aterrizaje a Bolivia en marzo, estará en el Ventura

La ameba se introduce en el cerebro de las personas mediante la nariz. Foto: ABC News
CIENCIA

'Ameba come cerebros' acaba con la vida de un niño en Argentina

Diez
Saravia también fue importante en la marca. Foto. Fuad Landívar
FÚTBOL

Saravia fue el hombre distinto en el Cuchuqui

Los cuchuquis celebran el tanto convertido por el brasileño Cruz. Foto: Ricardo Montero
FÚTBOL

Destroyers impuso su autoridad ante Oriente

ESPAÑA

Piqué no entrena y es duda en el Barcelona

Sociales
SOCIALES

La miss Andrés Ibáñez 2015 espera a su primer bebé

SOCIALES

Dulceida y otras influencers se desnudan en las redes

SOCIALES

Marco Antonio Solís se 'roba' el cariño de los cruceños