OPINIÓN



| 24/07/2017


A contar los muertos

Si vamos a negar los efectos del narcotráfico en la sociedad por falta de estadísticas, como dicen algunos economistas, tendremos que comenzar a contar los muertos que causa esa industria. Eso facilita las cosas. Los muertos son la amarga cosecha de esa siembra. Podemos seguir negando que el territorio está tomado por el narcotráfico, como se va revelando en el avance de los cocales, legalizados o por legalizar, en cada hallazgo de fábricas o del boom de la construcción o, para decirlo claramente, en el ‘vivir bien’, pero lo que no podemos negar es que esto trae violencia, entre sus peores efectos. Un estudio hecho por el Instituto para la Economía y la Paz (IEP) confirma que la principal causa del avance de la violencia en todo el mundo es el narcotráfico. El costo de la violencia ha sido medido por IEP: en Bolivia $us 576 por persona (8,6% del PIB). Quienes niegan esa realidad tendrían que criticar a esa institución.

Las bandas internacionales de las que hablan las autoridades no “vienen a Bolivia a robar”. Viven aquí. Este es su paraíso. La mafia paulista PCC está en Bolivia, igual que el carioca Comando Vermelho, los mexicanos de Sinaloa, los maratruchas salvadoreños, operando con los proveedores de droga bolivianos. Todos ellos administran la más grande flotilla de avionetas que haya existido en Bolivia, capaz de mantener un puente aéreo permanente hacia Argentina o Brasil. Al contrario del gasoducto, el ‘cocaducto’ no falla. Y quizá este ejército blanco, como sugiere el ministro Carlos Romero, en sus ratos de ocio se dedica a asaltar alguna que otra joyería. Pero su principal actividad es el narcotráfico.

Los países vecinos están tomando medidas para frenar el ingreso de la droga boliviana a sus territorios. Argentina ha levantado una valla entre La Quiaca y Villazón y está instalando un sistema israelí de radares y de control en Aguas Blancas, Bermejo y Yacuiba. Brasil tiene movilizados más de 8.000 hombres en la frontera para frenar la droga boliviana y Chile captura todos los días a traficantes bolivianos. El país está tomado. Lo saben en el vecindario. Negarlo, por patriotismo o por militancia, es demorar la solución.








e-planning ad
e-planning ad
OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
El tren cocalero
El tren cocalero
La guerra de Santa Cruz
Calma, presidente
El satélite chuto
La alarma argentina
Negocios y favores
El pecado original
1917: la URSS
Promesas y deudas
Singapur y Bolivia
Deserciones disimuladas
Arremetida cocalera
Arremetida cocalera
Transnacional de la coca
Transnacional de la coca
Los expresidentes
Cosecha de errores
Una nueva etapa
Una nueva etapa
e-planning ad
En Facebook
e-planning ad
e-planning ad


11/12/2017
A tus pies Madre India
11/12/2017
El caos poético
11/12/2017
El tren cocalero
11/12/2017
No me arrepiento
11/12/2017
Dilema
10/12/2017
¿Por qué no funciona el nuevo mercado La Ramada?


EL DEBER
 
Te puede interesar
El presidente Evo Morales reiteró su mensaje a través de su cuenta en Twitter
POLÍTICA

Medios chilenos hacen eco del mensaje de Evo a FFAA

La semana pasada los galenos protagonizaron una masiva marcha de protesta en Santa Cruz
SALUD

Médicos dialogarán con el Gobierno el martes

Rueda de prensa de Santa Cruz Para Todos
POLÍTICA

Sigla de Percy dice que fallo del TCP vulnera la soberanía del pueblo

Diez
Mourinho, armó la polémica tras la victoria del Manchester City ante el United. Foto. Reuters
INGLATERRA

Mourinho causó escandalosa pelea en Old Trafford

SANTA CRUZ

Mario Chávez: “Lo están matando a mi hermano”

Gualberto Mojica es uno de los hombres claves en el esquema de
LIGA

Guabirá va por la renovación de Mojica

Sociales
SOCIALES

Anabel Angus debutó como cantante

SOCIALES

Vivian Serrano por la corona del Miss Tourism Queen of the Year

SOCIALES

Los Flojonazos empiezan su carrera para ser coronadores en 2019