OPINIÓN



| 24/07/2017


A contar los muertos

Si vamos a negar los efectos del narcotráfico en la sociedad por falta de estadísticas, como dicen algunos economistas, tendremos que comenzar a contar los muertos que causa esa industria. Eso facilita las cosas. Los muertos son la amarga cosecha de esa siembra. Podemos seguir negando que el territorio está tomado por el narcotráfico, como se va revelando en el avance de los cocales, legalizados o por legalizar, en cada hallazgo de fábricas o del boom de la construcción o, para decirlo claramente, en el ‘vivir bien’, pero lo que no podemos negar es que esto trae violencia, entre sus peores efectos. Un estudio hecho por el Instituto para la Economía y la Paz (IEP) confirma que la principal causa del avance de la violencia en todo el mundo es el narcotráfico. El costo de la violencia ha sido medido por IEP: en Bolivia $us 576 por persona (8,6% del PIB). Quienes niegan esa realidad tendrían que criticar a esa institución.

Las bandas internacionales de las que hablan las autoridades no “vienen a Bolivia a robar”. Viven aquí. Este es su paraíso. La mafia paulista PCC está en Bolivia, igual que el carioca Comando Vermelho, los mexicanos de Sinaloa, los maratruchas salvadoreños, operando con los proveedores de droga bolivianos. Todos ellos administran la más grande flotilla de avionetas que haya existido en Bolivia, capaz de mantener un puente aéreo permanente hacia Argentina o Brasil. Al contrario del gasoducto, el ‘cocaducto’ no falla. Y quizá este ejército blanco, como sugiere el ministro Carlos Romero, en sus ratos de ocio se dedica a asaltar alguna que otra joyería. Pero su principal actividad es el narcotráfico.

Los países vecinos están tomando medidas para frenar el ingreso de la droga boliviana a sus territorios. Argentina ha levantado una valla entre La Quiaca y Villazón y está instalando un sistema israelí de radares y de control en Aguas Blancas, Bermejo y Yacuiba. Brasil tiene movilizados más de 8.000 hombres en la frontera para frenar la droga boliviana y Chile captura todos los días a traficantes bolivianos. El país está tomado. Lo saben en el vecindario. Negarlo, por patriotismo o por militancia, es demorar la solución.








e-planning ad
e-planning ad
OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
Una nueva etapa
Una nueva etapa
Populistas impopulares
Nuestros aliados
Nuestras milicias
Un elefante líquido
A 500 metros
Filigranas de gas
Filigranas de gas
Libertad de empresa
A contar los muertos
Un elefante líquido
Desenlaces previsibles
Los chilenos no entienden
Las dudas de Brasil
Las dudas de Brasil
Importar noticias
Nacionalizar la corrupción
¿Qué hacer sin Arce Catacora?
Pecados de frontera
e-planning ad
En Facebook
e-planning ad
e-planning ad


21/08/2017
Quiero escribir, pero me sale espuma
21/08/2017
Una nueva etapa
21/08/2017
Llorar por Barcelona
21/08/2017
Poesía amazónica contemporánea
20/08/2017
La ciudad martirizada
20/08/2017
70 años de partición en la India eximperial


EL DEBER
 
Te puede interesar
00:09:25
TENDENCIAS

¿Qué harías si ves a una mujer siendo acosada?

CULTURA

Cuando sacarse una selfie se convierte en arte

El atentado en Barcelona dejó 15 muertos y una centena de heridos
MUNDO

Identifican a los 15 muertos en ataques en Cataluña

Diez
CLAUSURA

Mirá los goles del empate en el Tahuichi

Mayweather y McGregor están calentando el ambiente para su pelea del 26 agosto. Foto: Internet
BOXEO

McGregor será multado si golpea ilegalmente

El estadio  donde Destroyers espera jugar sus partidos de local. Foto: Jorge Gutiérrez
FÚTBOL

Destroyers tendrá un moderno estadio

Sociales
SOCIALES

Margot Robbie... ¡otra víctima de los hackers!

SOCIALES

El Miss Warnes tendrá un tinte solidario

SOCIALES

Hijo de Juan Gabriel ¿tras los pasos de su padre?