OPINIÓN



| 09/04/2017


Recuerdos de una vida plena

Para escribir unas memorias o unos recuerdos, como modestamente titula su libro el empresario cruceño Mario Anglarill, hay que tener algo que contar. Todos tenemos seguramente mucho que recordar, pero hay que tener algo importante que contar. Hay que haber hecho cosas en la vida, bien o mal, con éxitos o con fracasos, pero hay que haberse animado a hacerlas. Entonces se tiene qué contar. Y es eso lo que ha sucedido con Mario, que siendo un empresario que comenzó de cero, casado con su jovencísima Maida, se animó a hacer cosas, apuntando siempre a ser independiente y crear empresas.


Yo no sabía las cosas que habían hecho Maida y Mario, hasta que él me pidió que le colaborara en la corrección de su libro. Sabía de la gran industria que es Sofía, pero no sabía la dimensión que tiene esa empresa hasta que la vi por dentro; porque hay que visitar sus decenas de instalaciones industriales para poder comprender cuál es la envergadura del trabajo de la pareja y de sus cinco hijos. Eso sobrepasa todo lo imaginable.


Con Mario somos contemporáneos,  porque nacimos hace siete décadas, él en su casa paterna en la Seoane y yo en la de mis abuelos Francisco y Luisa, en la esquina de la calle Sucre con Chuquisaca. Así que hemos vivido las mismas cosas. Lo que un poco han vivido nuestros hijos, pero nada de eso nuestros nietos. El libro cuenta sobre la Santa Cruz de antaño y es bueno que los jóvenes le echen una mirada. La Santa Cruz de hoy tiene muy poco que ver con la de ayer. Ha progresado, se vive mucho mejor, pero ha perdido gran parte de su ser, de su vida, de sus tradiciones. Por eso Mario Anglarill se afana en que sus nietos conozcan el campo y que los mayores lo acompañen a los ríos a pescar.


Su niñez y juventud no difiere de la mayoría de los cruceños que ahora tenemos su edad. Jugar al fútbol en la calle, tuja, bolitas, enchoque, topo, elevar volantines. Ciudad pobre, incomunicada, vida esencialmente rural, con mercados difíciles y lejanos donde llevar nuestros productos a veces en carretón. Taperas viejas, sin agua potable, sin alcantarillas, sin baños higiénicos por tanto, con la electricidad racionada durante pocas horas por la Empresa de Luz y Fuerza.


Mario empezó a trabajar desde muy joven en el taller de su padre a medida que estudiaba en las noches. Pero ya casado incursionó en la banca, que fue para él una escuela para lo que sería la formación de su carácter empresarial. El City, el Mercantil y el Banco de Cochabamba, sus jefes banqueros, fueron parte importante de su vida adulta. Sin embargo de sus éxitos en el sistema financiero, siempre estuvo en su mente la idea de independizarse, de hacer empresa. 


Fue un trabajo muy intenso el que se empeñó con la avicultura, empezando con la comercialización de simples huevos de mesa, pasando por todas las etapas de la cría, engorde, y comercialización del pollo, hasta lo que es hoy Sofía, la compañía avícola más importante del país, que tiene además una muy avanzada porcinocultura. Sofía ya se ha instalado exitosamente en Argentina. Esto, junto con la ganadería y su cabaña El Trébol, fue realizado con la participación de sus cinco hijos, Mario, Julio Enrique, Juan Carlos, Ricardo y Oscar.


Además de su fe religiosa, de su agradecimiento a Dios, Mario es alguien que ama profundamente a su familia. Eso es normal entre las personas, pero en este caso, lo suyo para él es algo inmenso y todo está en los capítulos del libro que comentamos. Ahí están sus abuelos, rescatados del pasado, como es el caso de don Antonio Anglarill Piqué, un catalán que llegó a fines del siglo antepasado. Su madre, doña Sofía Salvatierra, amadísima por cariñosa e inteligente, en honor a quien lleva su nombre esta inmensa empresa. Su padre,  empecinado trabajador de las épocas duras. Y ni qué decir de su esposa, sus hijos, nueras, nietos y nietas. Son su mundo. Y Maida, su único amor, "luz de su vida", como la llama, una mujer amante y cariñosa pero además sagaz, que lo ha hecho tan feliz 








e-planning ad
e-planning ad
OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
Dictadores tropicales
Cuando la calle ruge…
Las FFAA y una capitulación histórica
Respuesta a una curiosidad del MAS
Sobre abstracciones y demás
Santa Cruz atosigada
¡Ninguno!
El país de la anarquía
¿Alfombrilla o viruela?
El MAS y el gobernador
El MAS, el Tipnis y la Iglesia
Inaceptable postura
Los menonitas se defienden
Vestir dignamente
El oscuro reino del fiscalato
Busch, un cruceño ilustre
Se aproxima el final
Los avasallamientos
Montando a Eymi
Noticias telepoliciales
e-planning ad
En Facebook
e-planning ad
e-planning ad


21/10/2017
... Cara a cara
21/10/2017
Dictadores tropicales
21/10/2017
El cambio climático amenaza a ricos y pobres por igual
21/10/2017
80-20: La importancia de invertir en ti mismo
20/10/2017
Serrat, con voz propia
20/10/2017
Nos despojan del don


EL DEBER
 
Te puede interesar
Dirigentes de la subcentral del Tipnis en la marcha del 9 de agosto. Foto: ANF
BOLIVIA

Dirigentes del Tipnis denunciarán al Gobierno

Protestas en Cataluña contra la medida del Gobierno español (Reuters)
x 9
MUNDO

Independentistas toman las calles de Barcelona

El presidente catalán Puigdemont y otras autoridades participan en la marcha (Reuters)
MUNDO

Exigen declarar la independencia en respuesta Rajoy

Diez
El Manchester United sumó su primer derrota de la temporada. Foto: Perú 21
INGLATERRA

Manchester pierde y se aleja de la punta

El fisioterapeuta Deymar Arce junto a Jorge Toco. Foto: Etzhel A. Llanque
CLAUSURA

San José con equipo completo

Andaveris delantero de Real Potosí. Foto: Archivo APG
CLAUSURA

Real con Andaveris en el ataque

Sociales
Las Malcogidas. Aclamada en varios países, pero el filme de Denisse Arancibia tuvo que esperar siete años para poder ver la luz, porque como a muchos, la falta de presupuesto la congeló
SOCIALES

Una tortuosa y larga espera para los cineastas por la Ley de Cine

Creativa al máximo. Tuvo la capacidad de educarse a sí misma en materia de trazos. Artista empírica, sus obras han gustado tanto que ya ha sido invitada a exponer en otros países
SOCIALES

Talento congénito, eso es Verónica Virreira

Emocionada. Sabine Hesselbarth en su agasajo, llevado a cabo en Chinga Decoraciones
SOCIALES

Sabine tuvo un agasajo sorpresa en sus natales