PORTADA SANTA CRUZ BOLIVIA MUNDO ECONOMÍA OPINIÓN EXTRA ESCENAS DIEZ SOCIALES CLASIFICADOS
OPINIÓN



| 28/05/2017


De escritores, libros y mercado

El tema de la venta de libros está preocupando cada vez más a los editores y, por supuesto, a los autores. Para hablar de este tópico he tomado dos artículos, uno de José Joaquín Blanco, escritor mexicano, y otro de Maximiliano Tomas, escritor argentino, que nos muestran la realidad de cada uno de sus países.

Blanco afirma que: “En México se lee poca novela, exitosa o no. Otros géneros literarios resultan aún más desairados”. Maximiliano Tomas, se pregunta: ¿Cuántos lectores tiene la literatura argentina actual? y se interroga si en las últimas décadas se ha creado un nuevo mercado de lectores. Se responde afirmando que: “Se trata de un interrogante que todavía no tiene respuesta y frente al cual nadie logra ponerse de acuerdo. Algunos editores son escépticos y aseguran que los lectores de literatura argentina contemporánea son siempre los mismos: no más de 3.000. Otros, que tal vez lleguen a unos 10.000. Si hay que guiarse por las cifras de producción y ventas, no estarían tan equivocados. Por lo general los títulos de estos sellos venden entre doscientos y mil ejemplares. Si alguno llega a los 2.000, se puede hablar de un éxito”. Y, ojo, estamos hablando de países que tienen más de 45 millones de habitantes en el caso de Argentina, y en el de México más de 119 millones, con grandes tradiciones literarias y autores reconocidos universalmente.

¿Cómo estamos por casa? Conversando con libreros bolivianos, todos coinciden en que el género que más vende es la novela, seguida por el cuento y muy abajo por la poesía. Las editoriales nacionales no se atreven a tirar más de 800 ejemplares de novela, 500 de cuento y 300 de poesía, me refiero a obras de autores consagrados. Excepcionales son los escritores que logran vender más de estas cifras en un año y publicar, si acaso, una segunda o tercera edición. Este drama ha hecho que muchas editoriales ya no publiquen literatura y se dediquen al ensayo que vende más, especialmente el político. En Bolivia es muy poco lo que se hace para difundir y promocionar a nuestros    autores, por eso una vez afirmé que los escritores bolivianos       somos famosos, el problema      es que nadie nos conoce.
Blanco también advierte de la proliferación de “mafiecitas literarias”, “cada cual con sus santones (…) ¡Y cuántos cabildeos, cotilleos, intrigas, adulaciones, zancadillas, crujir de dientes! Ni en los partidos políticos en épocas electorales”, deplora. Miserias humanas que en Bolivia no son diferentes y, a medida que aumentan los escritores, algunos se pelean entre ellos, olvidando por completo que se trata de ampliar el pequeño mercado. En vez de ampliarlo, espantan a los pocos lectores. Hay todo tipo de grupos, asociaciones, sociedades, sectas y cofradías literarias que funcionan como gremios de ayudas mutuas y tienen todo el derecho de hacerlo, porque es la única forma de darse a conocer publicando comentarios y reseñas en un permanente intercambio de favores. Mayor razón si los académicos no se ocupan de las obras nacionales; para la carrera de literatura solamente existen los escritores amigos/compadres o aquellos que ya forman parte de los clásicos y se ven obligados a estudiarlos aunque no les guste.

Blanco, con humor negro, describe a escritores que se creen “los mejores” de esta manera: “Queda, un tanto fantasmagóricamente, lo que se ha dado en llamar “autor de culto”, tan vagos como efímeros y petulantes. Y pegado a ello, el chismorreo de unos cuantos suplementos o revistas que solo leen los propios autores, y nada más cuando se habla de ellos: una presentación, una reseña, por muy enjundiosas que parezcan, no vende un solo ejemplar más”. Estas apreciaciones que son válidas para México, también lo son para nuestro medio, en el que sobran las mezquindades y las camarillas institucionales, generacionales o de conveniencia y socorros mutuos.

Mientras sigamos mirándonos el ombligo, en vez de realizar acciones como colectivos nacionales capaces de fortalecer el imaginario universal y la identidad nacional con obras valiosas; mientras algunos se aprovechen de las ferias de libros para sus ferias de vanidades y no espacios que acerquen masivamente a los autores con los lectores; mientras sigamos pidiendo a nuestros amigos que presenten nuestras obras (hay algunos que se hacen presentar hasta por seis comentaristas) creyendo que lo que dicen, por cariño o por solidaridad, nos convierte en los mejores escritores del mundo, seguiremos mintiéndonos a nosotros y a nuestros lectores.

Por si acaso, yo hace años que no pido a nadie que me presente. Se trata de ampliar el mercado de lectores para que nuestra literatura pueda sobrevivir, para ello tenemos que recurrir a editoriales independientes, artesanales, a talleres a encuentros y festivales, usando todos los soportes posibles: papel impreso, electrónico y/o digital y usar de mejor manera plataformas como las redes sociales, la televisión, así como las aulas colegiales y universitarias. Se trata de ser generosos con los lectores y con la literatura misma, sin perder la vida o la calidad en el intento. 








e-planning ad
e-planning ad
OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
Las imágenes de alegría y celebración de los fanáticos de México el avance imparable del Tri en el Mundial Rusia 2018
"La revelación del Mundial": el veredicto de la BBC después de la segunda victoria consecutiva de México en Rusia 2018
¡Viva México 2! El Tri vence con autoridad a Corea del Sur con goles de Vela y Chicharito para seguir con su fiesta en Rusia 2018
Alemania-Suecia (2-1): minuto a minuto
Evo en Tarija: 'Casi no aterrizamos y el viento se lleva el helicóptero'
Premian a dos alcaldes cruceños en México
Aldeas SOS devolvió la esperanza a más de 11 mil niños en Bolivia
EL DEBER supera los 400 mil seguidores en Twitter
Porongueños invocan al sol y pisan brasas para pedir abundancia
Ministro Carlos Romero ‘no tolera’ que lo impliquen con ‘Oti’
México se encamina a octavos tras derrotar a Corea del Sur (2-1)
Separar a niños de sus padres: la cruel práctica que Estados Unidos ya había hecho antes en su historia
Falleció el cantante cruceño José Luis 'Chino' Clavijo
Pese a insultos y las pérdidas, los micreros hacen respetar paradas
Bélgica golea a Túnez (5-2) y se inscribe en octavos de final
Rusia 2018: la extraordinaria historia de Gary Stempel, el hombre que cambió la historia del fútbol de Panamá
Suceso: El Fletero, ahora le dona sangre a Messi
YPFB dice que agua que sale de planta es para enfriar maquinaria
Fiebre mundialista en Rusia
El tatuaje con el que la madre de Anthony Bourdain lo recordará
e-planning ad
En Facebook
e-planning ad
e-planning ad


23/06/2018
Fair play, tan necesario en el fútbol como en la vida
23/06/2018
Colombia: las encuestas acertaron
23/06/2018
Los bloqueos y el futuro incierto
23/06/2018
Twitter, poder y democracia
22/06/2018
De la ortodoxia al despilfarro
22/06/2018
El mito de las cavernas, en Rusia


EL DEBER
 
Te puede interesar
Un fuerte viento acompañó la llegada de Evo Morales a Iscayachi, en Tarija. Foto: ABI
BOLIVIA

Evo en Tarija: 'Casi no aterrizamos y el viento se lleva el helicóptero'

El premio se entregó el viernes en México. Foto: Alcaldía de Montero
SANTA CRUZ

Premian a dos alcaldes cruceños en México

El modelo de Aldeas Infantiles SOS ha logrado ayudar a miles de niños en Bolivia
BOLIVIA

Aldeas SOS devolvió la esperanza a más de 11 mil niños en Bolivia

Diez
Este compromiso se juega en el estadio Olímpico Fisht, de la ciudad de Sochi. Foto. Reuters
RUSIA 2018

Alemania-Suecia (2-1): minuto a minuto

FÚTBOL

Los de Siempre piden la copa al capitán de Oriente

 Lozano y Hernández celebran el  importante triunfo mexicano. Foto. Reuters
RUSIA 2018

México vence a Corea y acaricia los octavos

Sociales
Ayer, los jueces evaluaron a las 24 candidatas. Las entrevistaron y las vieron desfilar en biquini y en trajes de gala

Lo que empezó como un sueño, se hará una hermosa realidad

SOCIALES

24 chicas, bellas y distintas buscan la corona

Fotos: Carlos Rodríguez
ENTREVISTA

Gleisy Vera Noguer Hassen: “Me faltó actitud para ser finalista en el Miss Universo”