PORTADA SANTA CRUZ BOLIVIA MUNDO ECONOMÍA OPINIÓN EXTRA ESCENAS DIEZ SOCIALES CLASIFICADOS
OPINIÓN



| 16/07/2017


Capitalismo de segunda

He leído a muchos autores que explican que la economía mundial funciona en buena medida a partir del internet, que la compra-venta de productos por ese canal es impresionante, fácil, ágil y seguro. De hecho, tengo la grata experiencia de haber usado ese medio cuando viví en Nueva York: adquirí desde zapatos hasta computadoras y todo llegaba a la puerta de mi casa. Así que decido comprar un teclado musical para mi hija, pagar con tarjeta de crédito y recibirlo unos días más tarde. Finalmente, radico en México, país que se jacta de tener un mercado moderno y al hombre más rico del mundo entre sus ciudadanos. 

Me recuesto en mi cama y desde mi iPad empiezo la operación como lo hice tantas veces en otras ocasiones. Busco el instrumento en varias páginas web, encuentro una oferta en una de las tiendas más reconocidas, un sello mundial que se presenta diciendo ser la empresa que ofrece el mejor precio. Procedo, doy mi dirección, los datos de mi tarjeta, correo electrónico, etc., y aprieto el botón clave: comprar. Minutos después recibo la notificación de que el pedido va en curso. 

Hasta aquí todo va bien, pero olvidé que estamos en México… Al día siguiente me hablan del banco a mi celular, me dicen que si soy yo el que hice la compra y por razones de seguridad me piden una serie de datos. Estoy manejando, así que les digo que devolveré la llamada en una hora, cuando esté en un lugar más adecuado. Lo hago, respondo todas las preguntas para que tengan la certeza de que quiero el teclado para mi hija.

Pasan dos días y no tengo noticias, ni de la tienda ni del banco. Me contacto con el comercio y me informan que mi pedido se canceló por problemas de con el banco, les hablo y me aseguran que ya liberaron el pedido. Vuelvo a la tienda y me confirman que, por más que la tarjeta esté aprobada, el sistema -el famoso, oscuro, caprichoso y temperamental sistema- la rechazó y que tengo que volver a hacer el pedido (claro, si no llamaba, no me hubiera enterado de nada).
Repito la operación. Me recuesto en mi cama con mi iPad, busco el producto, etc., pero claro, la promoción ya pasó y ahora está más caro, ni modo. En el último paso, cambio de tarjeta y aprieto la indicación clave: comprar. Me rechaza. Lo intento nuevamente con otra tarjeta, nada. Me comunican que existe un teclado en la sucursal que queda a una hora y media de mi casa, son las seis de la tarde, cierran a las ocho, tendría que atravesar la ciudad. No tiene ningún sentido.

Al día siguiente, tomo conciencia de que estoy en México, donde todo funciona a medias pero con la fachada de “empresas de clase mundial”. Voy al centro comercial más cercano, veo, escucho, tiento el teclado en cuestión, pago en efectivo -a precio más elevado- y me lo llevo a casa. Algún día escribiré un libro -pensando claro en Ibargüengoitia- que titule: “Instrucciones para vivir en un capitalismo de segunda”.   

PD. No quiero irme sin dejar mi palabra solidaria para Rafael Archondo y Pablo Solón, personas honestas, íntegras y progresistas. El acecho por parte de las autoridades no es más que una triste muestra de que el poder ha perdido la brújula, ojalá que la encuentre antes de que sea demasiado tarde. 








e-planning ad
e-planning ad
OTRAS PUBLICACIONES DEl AUTOR
Pareja recorre el mundo en un Mercedes de 1957; se luce en San Javier
Tres meses de crisis en Nicaragua
Logran controlar incendio forestal en Samaipata
Invertir en innovación, y capacitación, claves de un negocio sólido
La liberación de Roca Suárez repercute en la prensa internacional
La destreza culinaria de personas que sufren discapacidad visual
Israel blinda su identidad judía y lo acusan de racista
Aborto legal: pañuelo verde, el nuevo ícono en Argentina
Realizan pruebas en el helipuerto del nuevo Palacio de Gobierno
Evo dice que por falta de orientación no se invirtió en creación de hospitales
Un transportista y su hijo sufren un accidente en Brasil
Depósitos y créditos crecen más del 12% en seis meses
Ortega y Maduro, cinco similitudes y diferencias
Secretaría de la CAN y el IICA buscan fortalecer desarrollo agropecuario
Pedraza: "Pero si la fiesta es en la casa y con la plata del borrachito"
Mondaca desempolva la Guerra del Chaco en su nueva película
'TrumPutin', una tapa de Time que causa polémica
Fabol no cede: el inicio del Clausura sigue en duda
Cuba reconocerá propiedad privada tras reformas
La nueva vagoneta Eclipse Cross de Mitsubishi ya está en Bolivia
e-planning ad
En Facebook
e-planning ad
e-planning ad


19/07/2018
Ley de creación de empresas sociales
19/07/2018
No y Evo ¡hasta en la sopa!
19/07/2018
Orfandad de las organizaciones políticas
19/07/2018
Asamblea contra el 21-F
18/07/2018
Los condicionamientos
18/07/2018
¿Quo vadis, Donald Trump?


EL DEBER
 
Te puede interesar
x 11
FOTOGALERÍA

Tres meses de crisis en Nicaragua

Un gran cantidad de bosques fueron consumidos por las llamas
SANTA CRUZ

Logran controlar incendio forestal en Samaipata

DINERO

Invertir en innovación, y capacitación, claves de un negocio sólido

Diez
Luis Enrique con José Francisco Molina (director deportivo) y Luis Rubiales (presidente de la FEF). Foto: AFP)
FÚTBOL

Luis Enrique promete "evolución, no revolución"

Gerardo Yecerotte junto a Wilder Salazar. Foto: Etzhel Llanque - Potosí
POTOSÍ

Nacional atacara con Yecerotte a Guabirá

El nuevo presidente peruano, Martín Vizcarra, dio la luz verde al Dakar en mayo. Foto: Internet
MOTOR

Rally Dakar 2019 recorrerá 5.000 km de dunas y desiertos en Perú

Sociales
SOCIALES

¿A quién le pide el anillo Lisbeth Aranda?

SOCIALES

La hermana de Meghan Markle ataca a la duquesa

SOCIALES

Ana María Campbell es la reina de los abuelitos