Inicio Editorial Clima Elecciones 2014  
   
   
ADMIRACIÓN
José Ernesto Azogue, un papá héroe por siempre
Conocer la vida de este papá, que no la pensó dos veces en dar parte de su hígado a su hija para salvarla, no deja de conmover a los bolivianos. Él es un símbolo de padre


19 de Marzo de 2012 | 23:11
A+ A-

Adela Nagashiro Vaca

Una expresión de ternura reflejada en la mirada de un padre que no se arrepiente de la decisión tomada hace cuatro meses, donar la cuarta parte de su hígado a su bebé Natalia, es lo que destaca a José Ernesto Azogue, el papá considerado héroe por su pequeño José Carlos, de 4 años, aunque a veces le pide ser el villano en sus juegos.


Hoy, cuando celebramos un año más el Día de Padre en nuestro país, mencionamos este ejemplo de papá que tocó el corazón solidario de los cruceños, bolivianos y personas del exterior que se enteraron de este conmovedor caso y no dudaron en contribuir con un granito de arena para hacer posible el trasplante de hígado que requería su bebé Natalia.


“Cuando nos enteramos de la enfermedad de Natalia, mi esposa Mary Leny y yo lloramos de desesperación. Después nos calmamos, cambiamos de actitud y buscamos ayuda de especialistas”, relató José Ernesto con la voz entrecortada. 


Hace una semana que la pequeña Natalia ya está en su casa. Sus padres adaptaron un cuarto con aire acondicionado y un sistema de esterilización. A la habitación solo entran cuatro personas: papá José Ernesto, mamá Mary Leny, la bebé Natalia y el pequeño José Carlos.
El cuidado de Natalia ahora es extremo. Serán seis meses de estar ‘en una burbuja de cristal’. Nadie puede entrar al cuarto. Nosotros, cuenta, debemos estar con barbijo y emplear alcohol en gel para desinfectarnos.


Su ‘angelito mamá’, agrega, es quien está pendiente de ella. Dejó el trabajo para dedicarse al cuidado de la bebé, que al sentir las cosquillas que le hacen en sus pequeños pies regala una sonrisa.


José Ernesto mira por la ventana a la bebé que tiene recaídas, pues recién está saliendo de una neumonía debido a sus defensas bajas. Él siempre está pendiente de los cuidados. Natalia, dice, es una bebé luchadora porque fue sometida a muchas cirugías. Es una bendición.


Por otro lado, José Ernesto no descuida a su hijo, que debe llevar al kinder y luego dirigirse a la universidad donde realiza consultas y es docente en la carrera de Veterinaria.


“Debemos ponernos la camiseta de padres y cuidar de nuestros hijos. Eso es amor”, manifestó este papá que, como muchos otros, recibirá un agasajo especial de parte de sus familiares como reconocimiento a la dedicación y amor manifestado a los hijos.

PERFIL

- Profesional. Es veterinario y da consultas en el Hospital Escuela de la UAGRM. Es docente de la carrera de Veterinaria en el mencionado centro de estudios superiores. 

- Responsable. Lleva al pequeño José Carlos a su kínder; luego se dedica a su actividad profesional.

- Meta. Tiene un proyecto de asesoramiento a los consultorios veterinarios para generar mayores ingresos y sustentar a su familia, especialmente los gastos de la especial atención de su bebé Natalia.  

   SUS FRASES    

«La cirugía, en la que me extrajeron la cuarta parte de mi hígado para donar a mi hija, fue como una cesárea de seis horas»

«Mi esposa dice que Natalia tiene más de un 50 por ciento de mí porque ella lleva parte de mi hígado»

«Los padres no deben dudar en dar su vida para salvar a un hijo. Lo que sucedió con Natalia es una bendición»









 Más Ciudad






 
   
HOY: InicioCiudadPaísMundoDeportesFinanzasMujerTecnología
EDICIÓN IMPRESA: PortadaSanta CruzNacionalEconomíaSocialesEscenasEditorialClimaLectores
SERVICIOS: HoróscopoONADEM Medios a la vista
NOSOTROS: InstitucionalQuienes Somos
 

 

PILOTO: 591 (3) 3538000 - Fax Redacción: 591 (3) 3536637   -   Fax Publicidad: 591 (3) 3539053
Derechos Reservados © 2010 - 2014

Santa Cruz - Bolivia