MUNDO

Guaidó se proclama presidente y recibe reconocimiento de 16 países


La oposición y el chavismo movilizaron a miles de personas. Juan Guaidó dijo que ya es “presidente encargado de Venezuela”. Estados Unidos y otros quince países reconocieron a Guaidó. México y Bolivia respaldan a Maduro


Juan Guaidó dijo que lo ampara la Constitución y recibe el apoyo de Estados Unidos y el Grupo de Lima
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

24/01/2019

En una frenética jornada y respaldado por una multitudinaria movilización opositora, Juan Guaidó se proclamó “presidente encargado de Venezuela” y logró el reconocimiento de los gobiernos de 16 países: Estados Unidos, Canadá, Colombia, Perú, Brasil, Ecuador, Costa Rica, Paraguay, Argentina, Chile, Guatemala, Panamá y Honduras. Además, respaldan a Guaidó las repúblicas de Kosovo, Georgia y Dinamarca.

Por su parte, el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro y los directivos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), también expresaron su apoyo a Guaidó.

México, Rusia, China, Bolivia, Turquía, Cuba y Nicaragua mantuvieron su apoyo a Nicolás Maduro.

La Unión Europea y Uruguay analizaban qué posición adoptar y llamaban a las partes a dialogar por la paz en Venezuela.

La situación se puso muy tensa antes de las marchas, y después, una vez que los militantes de ambos sectores se desmovilizaron.

La ONG Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS) informó que al menos 13 personas han fallecido en las últimas horas en medio de las protestas antigubernamentales que han sacudido el país en los últimos días.

“Se confirman 13 personas asesinadas en protestas, este balance solo incluye a víctimas con identificación confirmada”, señaló la ONG en su cuenta de Twitter.

Un país, dos presidentes

“Juro asumir formalmente las competencias del Ejecutivo Nacional como el presidente encargado de Venezuela para lograr el cese de la usurpación, un gobierno de transición y tener elecciones libres”, dijo desde la tarima, con la mano en el pecho, ante una multitud de seguidores en el este de Caracas.

Ingeniero, de 35 años, que asumió la jefatura del Parlamento -de mayoría opositora- el 5 de enero, Guaidó dijo estar facultado por la Constitución. “Hoy doy el paso con ustedes, entendiendo que estamos en dictadura”, dijo, enardeciendo a la gente que gritaba: “¡El pueblo está contigo!”.

A su turno, y también apoyado en una marcha multitudinaria del chavismo, Nicolás Maduro habló desde el Palacio de Miraflores, donde advirtió que continúa en el mando, anunció el rompimiento de relaciones diplomáticas con Estados Unidos y puso en marcha una fuerte represión de los movimientos opositores, a los que calificó de “golpistas al servicio del imperio”.

De hecho, el Tribunal Supremo de Justicia ordenó a la Fiscalía una investigación contra los miembros de la Asamblea Nacional.

Quema estatua y crece la tensión

La manifestación de los opositores fue contrarrestada por otra muchedumbre de seguidores de Maduro, que se concentraba en otros sectores de la capital y el país para rechazar lo que denuncian como un golpe de Estado en curso orquestado por Washington.

Las marchas, primer gran pulso en las calles desde las protestas que causaron unos 125 muertos en 2017, se desarrollan bajo tensión por disturbios que provocaron 13 muertos entre la noche del martes y madrugada del miércoles en Caracas y en otras ciudades del país.

Las manifestaciones coinciden con el 61 aniversario de la caída de la dictadura de Marcos Pérez Jiménez.

En Bolívar fue quemada una estatua del fallecido presidente Hugo Chávez (1999-2013), quien fundó la revolución socialista venezolana, que cumple dos décadas el 2 de febrero.

La Guardia Nacional Bolivariana (GNB) desplegó un inmenso operativo para desbloquear las avenidas y autopistas de Caracas y otras ciudades que estaban copadas por los manifestantes opositores.

Agentes antimotines se enfrentaban con manifestantes en un sector del este de Caracas tras una marcha opositora en la que el jefe parlamentario Juan Guaidó se proclamó presidente interino.

Los disturbios se desataron cuando decenas de opositores bloquearon la avenida Francisco de Miranda, en el suburbio acomodado de Altamira, y miembros de la Guardia Nacional intentaron desalojarlos lanzándoles bombas lacrimógenas y balas de goma.

Los manifestantes, varios de ellos encapuchados, respondieron con piedras, obligando por momentos a los guardias a replegarse en el barrio vecino de Bello Campo. Algunos jóvenes recibieron asistencia por parte de paramédicos, mientras que otros fueron detenidos por los militares, que se desplazaban en motocicletas.

Una fuente del Ministerio Público informó a Efe que están investigando seis muertes ocurridas en las últimas horas en medio de las protestas antigubernamentales, en tanto que, según la gobernación del estado Táchira, se registraron otras dos.

La Fiscalía confirmó a Efe que dos personas perdieron la vida en el oeste de Caracas “en hechos que no involucran a funcionarios del orden público” y que ya se está investigando lo ocurrido.

Además, indicó la fuente, se están investigando las circunstancias de otras cuatro muertes registradas “en el marco de saqueos” que se registraron en el estado Bolívar (en la frontera con Brasil). La gobernadora del estado de Táchira, Laidy Gómez, indicó en Twitter que cinco personas recibieron disparos, y dos de ellas fallecieron.

Debate en la OEA y advertencia

El Parlamento venezolano, de mayoría opositora, nombró un “representante especial” ante la Organización de Estados Americanos (OEA), desafiando la decisión del gobierno de Nicolás Maduro de retirarse del organismo en abril. La misión del abogado Gustavo Tarre Briceño será coordinar con la OEA “acciones necesarias para el restablecimiento del ordenamiento constitucional y democrático” en el país, según decidió la plenaria del Legislativo.

La medida, sin embargo, es considerada nula de antemano por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ, de línea oficialista), como todas las que toma el Parlamento venezolano desde 2016.

El gobierno de Maduro, a quien el Congreso controlado por la oposición declaró hace una semana “usurpador” de la presidencia, planea completar su retiro del organismo multilateral en abril.

Frente a la crisis venezolana, el presidente Donald Trump fue el primero en reconocer “oficialmente” a Guaidó y su Gobierno lanzó una advertencia.

“Si Maduro y sus secuaces eligen responder con la violencia (...) todas las alternativas están sobre la mesa para Estados Unidos con respecto a las medidas que se puedan tomar”, dijo a los periodistas un alto funcionario en Washington. “Todas las opciones  están sobre la mesa”, remarcó Donald Trump ante la prensa.

MILES DE VENEZOLANOS SE EXPRESARON EN DIVERSAS CIUDADES DEL MUNDO CONTRA MADURO Y A FAVOR DE GUAIDÓ
 

Decenas de venezolanos se congregaron ayer en la plaza 24 de Septiembre en protesta contra el Gobierno de Nicolás Maduro, en el 61 aniversario de la caída de la dictadura de Marcos Pérez Jiménez tras una revuelta popular.

Mary Molina, una de las organizadoras del evento, contó a EL DEBER que los venezolanos reconocen a Juan Guaidó como único mandatario constitucional de su país y que esperan que la comunidad internacional continúe con las presiones para lograr una salida de Maduro del poder.

Pero las protestas de venezolanos se multiplicaron en las principales capitales de América Latina y Europa.

Varias decenas de venezolanos afincados en Bruselas se congregaron frente al Parlamento Europeo en apoyo a Juan Guaidó, que se autoproclamó presidente de ese país.

Los asistentes al acto, programado por la asociación Veneuropa para pedir el fin del “régimen” de Nicolás Maduro, celebraron que Guaidó haya asumido la presidencia de la república de Venezuela.

Cientos de venezolanos se concentraron ayer en Madrid para celebrar la autoproclamación de Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela y pedir al Gobierno español que lo reconozca.

Entre gritos de “Viva Venezuela libre y democrática” y de proclamas a favor de Guaidó, la multitud solicitó al presidente español, el socialista Pedro Sánchez, que se le reconozca como presidente legítimo.