MUNDO

UNICEF: 69 millones de niños morirán hasta 2030 por causas evitables


El informe anual de Unicef señala que la desigualdad no es inevitable ni insuperable en el mundo

unicef
Escuchar el artículo Pausar Lectura

28/06/2016

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) considera que un total de 69 millones de niños menores de cinco años morirán debido a causas en su mayoría evitables, según un informe publicado hoy.
A menos que el mundo concentre sus esfuerzos en los más desfavorecidos, 167 millones de menores vivirán en la pobreza y 750 millones de mujeres se habrán casado siendo aún niñas en 2030, la fecha límite para los objetivos de desarrollo sostenible, apunta el texto.

Negar a cientos de millones de infantes una buena oportunidad en la vida significa algo más que amenazar su futuro, afirmó el director ejecutivo de Unicef, Anthony Lake.
Al exacerbar los ciclos intergeneracionales de desventaja, se está poniendo en peligro el futuro de sus sociedades, añadió.

Tenemos una opción: invertir ahora en estos niños o permitir que nuestro mundo sea aún más desigual y esté más dividido, señaló.
El principal informe anual de Unicef destaca la materialización de progresos considerables en la tarea de salvar las vidas de los niños y de lograr que vayan a la escuela, así como de sacar a mucha gente de la pobreza.

Las tasas mundiales de mortalidad de menores de cinco años se han reducido a más de la mitad desde 1990, los niños y niñas asisten a la escuela primaria en un pie de igualdad en 129 países, resalta el escrito.
Asimismo, el número de personas que viven en la extrema pobreza en todo el mundo es casi la mitad de lo que ocurría en la década de 1990, agrega. Pero este progreso no ha sido uniforme ni justo, reconoce el texto sobre el estado mundial de la infancia.

Sin embargo, en ninguna parte el panorama es más sombrío que en África subsahariana, donde por lo menos 247 millones de niños -dos de cada tres- viven en medio de una pobreza multidimensional, privados de lo que necesitan para sobrevivir y desarrollarse".

La desigualdad no es inevitable ni insuperable, sostiene el documento.
Obtener mejores datos sobre los niños más vulnerables y aplicar soluciones integrales a los desafíos que enfrentan, son medidas que pueden ayudar a nivelar el terreno de juego para los pequeños, sugiere el informe.

Asimismo, establecer formas innovadoras de abordar los antiguos problemas, realizar inversiones más equitativas y aumentar la participación de las comunidades, propone Unicef.



 




En esta nota