mundo

UE debate su futuro sin el Reino Unido tras el Brexit


Los líderes europeos están analizando en Bruselas cómo encarar la salida de Londres del bloque sin que eso signifique más problemas económicos. Escocia pide diálogo

La líder alemana pidió que los británicos notifiquen su salida inmediatamente para renovar el bloque de 27 países
Escuchar el artículo Pausar Lectura

29/06/2016

Los dirigentes europeos se reúnen este miércoles en Bruselas por primera vez sin el primer ministro británico, David Cameron, para intentar definir el futuro de un proyecto europeo sacudido por el Brexit.

"Debemos seguir actuando, dar una imagen unida de 27 miembros. No me entusiasma la idea de hacer pequeños clubes", advirtió el primer ministro luxemburgués Xavier Bettel, a su llegada a la reunión.

La cuestión de la unidad es una de las claves de este encuentro. El presidente del Ejecutivo europeo, Jean-Claude Juncker, ya había advertido la víspera que los países fundadores de la UE "no son los únicos que llevan adelante el proyecto".

Juncker llamaba de forma velada a no olvidar a los países del Este, después que los países fundadores del proyecto -Alemania, Francia, Italia, Holanda, Bélgica y Luxemburgo- mantuvieran una reunión sin el resto de sus socios y, especialmente, después que los mandatarios de los tres primeros acordaran presentar una propuesta de "nuevo impulso" este miércoles.

Sin embargo, el llamado del presidente del ejecutivo europeo parece haber caído en saco roto. La canciller alemana Angela Merkel, el presidente francés François Hollande y el primer ministro italiano Matteo Renzi mantuvieron una breve reunión a tres antes del encuentro a 27.

Aunque el primer ministro belga, Charles Michel, subrayó también la importancia de "mostrar la unidad de 27", llamó por una "Europa a varias velocidades" para poder superar cualquier "riesgo de inmovilismo".

En esta cumbre informal, los 27 tienen previsto conversar sobre las consecuencias prácticas y políticas del Brexit, y abordar el proceso de salida de la UE, previsto en el artículo 50 de los tratados europeos, según una fuente diplomática.

Asimismo, los líderes podrían convocar una cumbre informal en Bratislava a mediados de septiembre.

Cameron en Londres, Sturgeon en Bruselas

Los mandatarios europeos aceptaron la víspera dar un breve respiro a Cameron para iniciar el divorcio con el bloque, pero le advirtieron que no tiene "meses para meditar", en palabras de Juncker.

Una fuente europea señaló que en el momento que el Reino Unido notifique su intención de salir, se convocará un nuevo Consejo Europeo.

Sin embargo, el primer ministro británico reiteró la víspera que sería su sucesor al frente del gobierno a partir de septiembre quien decidiría si notificar el Brexit a sus socios europeos.

La UE quiere iniciar cuanto antes las negociaciones con Londres para poder continuar con su proyecto europeo, que vive su mayor crisis en casi 60 años con la intención refrendada en las urnas de los británicos de abandonar el bloque.

Una opción no compartida por los escoceses, quienes votaron en cambio a favor de seguir en la UE. La primera ministra escocesa, la independentista Nicola Sturgeon, consideró el martes "democráticamente inaceptable" que Escocia salga de la UE "contra su opinión".

Y, en un "coup de théâtre", Sturgeon se reúne el miércoles en Bruselas, ya con Cameron de regreso a Londres, con el presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, y con Jean-Claude Juncker.

Después de la victoria del Brexit, Sturgeon consideró "muy probable" un nuevo referéndum sobre la independencia de Escocia, después del de 2014 en el que venció la permanencia en Reino Unido, y reitera el deseo de que los escoceses sigan en el bloque.



 




En esta nota