MUNDO

Turquía podría restituir la pena de muerte


Tras un fallido golpe de estado por parte de los militares, el gobierno turco abre la posibilidad de restablecer la pena de muerte. La Unión Europea no aprueba la medida.

Alrededor de 265 personas fallecieron, tras el fallido golpe de estado en Turquía. El gobierno exige un castigo severo para los responsables
Escuchar el artículo Pausar Lectura

18/07/2016

El Gobierno turco ha abierto la posibilidad de restablecer la pena de muerte en el país como una de las medidas represivas a aplicarse tras el fallido golpe de estado militar del pasado fin de semana, lo que supondría instaurar un castigo que fue erradicado hace 14 años (2002).

El primer ministro turco, Binali Yildirim, sostuvo este lunes, abierta la posibilidad de la aprobación, de igual manera frenó las declaraciones hechas ayer por el presidente, Recep Tayyip Erdogan, ante una muchedumbre que pedía a gritos que se ejecute a los golpistas.

"Turquía es un Estado de derecho. La gente lo pidió a gritos (la pena de muerte) en las calles. Hacemos política para realizar las peticiones de la gente", comentó Yildirim.

El jefe del Gobierno aseguró que una decisión así no puede tomarse con "la excitación de estos días" y que es un tema que debe debatirse en el Parlamento.

"No podemos decir ni sí ni no por adelantado", señaló el primer ministro.
La pena de muerte fue abolida por el Parlamento turco en agosto de 2002, meses antes de que el AKP de Erdogan ganara las elecciones con mayoría absoluta y subiera al Gobierno del país. Sin embargo, se aseguró que esta medida se puede aplicar en casos excepcionales, como periodos de guerra o delitos de terrorismo.

La eliminación de la pena de muerte fue una de las medidas a aplicar por la legislación turca con el fin de que la Unión Europea permitiera la candidatura del país a entrar en el club europeo.

La propia jefa de la diplomacia comunitaria, Federica Mogherini, recordó hoy a Turquía que "ningún país" puede convertirse en Estado miembro de la Unión Europea si introduce o reintroduce la pena de muerte.

La última ejecución en Turquía se produjo en 1984, poco después de la restauración democrática tras el Golpe de Estado de 1980. Donde alrededor de 500 personas fueron condenadas a muerte, de las cuales 50 fueron ejecutadas.

En los años siguientes, ya en democracia, se siguieron dictando penas capitales, pero la norma fue sustituida por cadenas perpetuas.

Como miembro del Consejo de Europa, Turquía está obligada a cumplir el Convenio Europeo de Derechos Humanos, que se pronuncia en contra de la pena capital.



 




En esta nota