MUNDO

Trump quiere reconocer a Jerusalén como capital de Israel


Estados Unidos planea mover su embajada de Tel Aviv a Jerusalén. Países de la región advierten que esa decisión fomentará la violencia 


El presidente de Estados Unidos, Donald Trump (Reuters)

05/12/2017

El presidente Donald Trump está cerca de tomar una decisión sobre el eventual traslado de la embajada estadounidense a Jerusalén y su reconocimiento como capital de Israel, dijo su yerno y enviado a Oriente Medio, Jared Kushner.

Líderes palestinos se movilizaban desesperadamente contra esa medida de Washington, pues temen que desate tal furia en el mundo árabe que se hundirían las esperanzas de paz en la región.

Pero Kushner, de 36 años y jefe del reducido equipo negociador de la Casa Blanca, hizo una inusual aparición pública el domingo en la que dio un tono optimista a sus gestiones para alcanzar un acuerdo entre israelíes y palestinos.

"El presidente va a tomar su decisión", dijo en el foro Saban organizado por la Brookings Institution y optó por no negar informes según los cuales Trump declararía el miércoles a Jerusalén como capital de Israel.

Lee más: La Suprema da luz verde al veto migratorio de Trump

Trump debe decidir el lunes si aplaza o no por otros seis meses los planes de trasladar la embajada estadounidense desde Tel Aviv a Jerusalén.

Todos los presidentes estadounidenses hicieron eso desde 1995 por considerar que no era el momento para una decisión de esa envergadura y se espera que Trump lo vuelva a hacer por segunda vez, aunque no le guste mucho esa medida.

No obstante, diplomáticos y observadores esperan que el miércoles Trump diga en un discurso que está programado que apoya el derecho de Israel a considerar a Jerusalén como su capital.

¿Nueva intifada?

Si Trump anuncia el traslado de la embajada estadounidense a Jerusalén podría causar furia en el mundo árabe y complicar los intentos de Kushner en las negociaciones de paz que lleva adelante entre israelíes y palestinos.

Los palestinos han estado presionando a líderes regionales para que se opongan a la decisión de Washington y el movimiento islamista Hamas amenazó con una nueva "intifada".

Puedes leer: Trump respalda a republicano acusado de abusos sexuales

Por su lado, el líder de la Liga Árabe, Ahmed Abul Gheit, advirtió que si se decide emplazar la embajada estadounidense en Jerusalén, el hecho podría impulsar al fanatismo y a la violencia en la región.

"Es desafortunado que algunos insistan en dar estos pasos, sin que les importe el peligro que implica para la estabilidad de Oriente Medio y del mundo entero", expresó Abul Gheit en declaraciones a la prensa.

Jordania advirtió a Estados Unidos sobre "las graves consecuencias" de un eventual reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel, anunció el ministerio de Relaciones Exteriores jordano.

Esa decisión fomentará la violencia y no contribuirá al proceso de paz, advirtió Jordania, guardiana de los lugares santos musulmanes de Jerusalén.

La posición jordana fue comunicada por el ministro jordano, Ayman Safadi, en una conversación telefónica con su homólogo estadounidense Rex Tillerson.

Pero Kushner dio muestras de optimismo.

Kushner trabaja codo a codo con funcionarios israelíes y ha desarrollado vínculos con los monarcas de Arabia Saudí y Emiratos Árabes.

El yerno del presidente cree que hay una oportunidad para la paz si países árabes sunitas de la región se alinean con Israel para enfrentar la amenaza de Irán.

Kushner, incluso, considera que un acuerdo israelo-palestino puede alcanzarse antes de un gran realineamiento de países.

"Hay que enfocarse en resolver el gran tema", dijo a su audiencia.

Lee también: Senado de EEUU aprueba la reforma fiscal de Trump

"La dinámica regional juega un rol importante en lo que creemos que son oportunidades porque...varios de esos países miran y dicen que quieren lo mismo", afirmó. "Y miran las amenazas regionales y creo que perciben a Israel, que es tradicionalmente su adversario, como un aliado mucho más natural que hace 20 años", añadió.

'El régimen caerá'

El primer israelí Benjamin Netanyahu habló en ese foro desde Israel por videoconferencia y también se refirió a las posibilidades de una reconciliación en la región.

Empero puso énfasis en considerar a Irán como una amenaza comparable a la de la Alemania nazi por su supuesta determinación de "asesinar judíos".

Su mensaje no hizo muchas referencias a la cuestión palestina pero aludió a la paz regional, aunque con tiempos más largos que los que Kushner tiene en mente.

"Tengo esperanzas en el futuro. Hoy Israel es mucho más bienvenida que antes por las naciones del mundo", dijo.
 



 




En esta nota