MUNDO

Texas pide ayuda tras el paso de Harvey 


Una semana de inundaciones ha dañado entre 40.000 y 50.000 viviendas en Houston y obligó a decenas de miles de personas a vivir en refugios de emergencia

La Casa Blanca pidió al Congreso 7.850 millones de dólares para la respuesta y los esfuerzos iniciales de reconstrucción. Foto Reuters

03/09/2017

El gobernador de Texas, Greg Abbott, dijo el domingo que "el largo camino" de la recuperación tras el huracán Harvey recién estaba comenzando, y pidió al Congreso que libere decenas de miles de millones de dólares para la reconstrucción.

En Houston, la cuarta ciudad de Estados Unidos, que fue arrasada por lluvias e inundaciones récord, muchos residentes cuyos hogares quedaron bajo aguas regresaron durante el fin de semana para comenzar a sacar la mampostería empapada, las alfombras mojadas y los bienes arruinados.

Una semana de inundaciones ha dañado entre 40.000 y 50.000 viviendas en Houston y obligó a decenas de miles de personas a vivir en refugios de emergencia.

Te puede interesarHuracán Harvey causa 30 muertos en EEUU, según la prensa

"El proceso de recuperación, aquí es donde comienza el largo camino", declaró Greg Abbott a "Fox News Sunday". "Y aquí es donde el Congreso tiene un papel que jugar".

La Casa Blanca pidió al Congreso 7.850 millones de dólares para "la respuesta y los esfuerzos iniciales de reconstrucción" debido a Harvey", suma que calificó de "monto inicial" de un costo total que el gobernador calcula en "mucho más que 120.000 millones, probablemente 150.000 0 180.000 millones de dólares".  

Por otro lado, a menos de una semana del pasaje de la devastadora tormenta Harvey por Texas y Luisiana, los residentes de la costa este de Estados Unidos veían con preocupación este domingo la formación de otro gran huracán, Irma.

Por el momento, esos temores son especulativos, en momentos en que el huracán de categoría 3 se encuentra en el Atlántico muy lejos de la costa. Su itinerario fue descrito por Weather Channel como "todavía incierto y difícil".

Algunos expertos prevén un giro hacia el norte que podría golpear una amplia franja de la altamente poblada región de la costa Este.

 



En esta nota