MUNDO

Seis muertos deja el tiroteo en una fábrica en las afueras de Chicago  


Trabajadores de la empresa en la que ocurrió el tiroteo (Henry Pratt Company) dijeron a medios locales que Martin era compañero suyo y la Policía no ha revelado aún un motivo.


Varios efectivos de la Policía resultaron heridos. Foto. AFP
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

15/02/2019

Un tiroteo este viernes en una fábrica de componentes industriales en la localidad de Aurora, en las afueras de Chicago (EE.UU.) dejó seis muertos, incluido el presunto responsable, según informó el Departamento de Policía local.

El jefe del departamento, Kristen Ziman, también informó de que cinco de sus agentes resultaron heridos cuando ingresaron al complejo industrial en respuesta al tiroteo. Finalmente el presunto autor de los disparos, identificado como Gary Martin, de 45 años, fue abatido por otros policías que le confrontaron dentro del recinto.

Las autoridades encontraron a los otros cinco muertos en el interior del almacén. Trabajadores de la empresa en la que ocurrió el tiroteo (Henry Pratt Company) dijeron a medios locales que Martin era compañero suyo y la Policía no ha revelado aún un motivo.



El tiroteo ocurrió minutos antes de las 13.30 hora local (15.30 hora boliviana) en esta empresa de Aurora, una localidad industrial de unos 200.000 habitantes ubicada 60 kilómetros al oeste de Chicago. El presidente de EE.UU., Donald Trump, dijo en Twitter que las fuerzas del orden en Aurora hicieron "un gran trabajo".

"Sinceras condolencias a todas las víctimas y sus familias. ¡Estados Unidos está con ustedes!", agregó. Por su parte, el gobernador de Illinois, J.B. Pritzker, afirmó: "No hay palabras para la maldad que roba a nuestros vecinos sus esperanzas, sus sueños y su futuro".

El tiroteo en Aurora ocurre el día después del primer aniversario del ocurrido en la escuela secundaria de Parkland, en el estado de Florida, donde 17 personas fueron asesinadas: 14 estudiantes y tres trabajadores.

Al día siguiente, hoy hace un año, los estudiantes de Parkland comenzaron una campaña agresiva para que se regule y controle la venta y posesión de armas de fuego, conocida como March for Our Lives (MFOL). 





 




En esta nota