MUNDO

Se entrega el exjefe de la campaña de Trump


Paul Manafort y su socio Rick Gates fueron inculpados por la Fiscalía General por conspiración contra Estados Unidos

Paul Manafort manejó la campaña de Trump mientras lavaba dinero en paraísos fiscales

31/10/2017

El exjefe de la campaña electoral de Donald Trump y otros dos asesores fueron acusados en el marco de las investigaciones sobre la presunta colusión con Rusia durante la carrera presidencial de 2016, que el presidente volvió a negar. 

El abogado Paul Manafort y su socio Rick Gates fueron inculpados por 12 cargos que no están relacionados directamente con actividades del comité electoral de Trump, sino con delitos cometidos mientras el influyente Manafort dirigía la campaña presidencial. Ambos se declararon no culpables de los cargos presentados en su contra dentro de la investigación por la supuesta injerencia rusa en las elecciones de 2016.

Paralelamente, George Papadopoulos, asesor de política exterior de la campaña de Trump, admitió haber sostenido reuniones con funcionarios rusos para ensuciar a la candidata demócrata Hillary Clinton, y se declaró culpable de haber mentido al respecto.

Se trata de las primeras acusaciones formales aprobadas por el fiscal especial Robert Mueller, que examina las relaciones entre el comité electoral de Trump y Rusia para influenciar el resultado de los comicios presidenciales.

El caso se concentra en los movimientos financieros de Manafort y Gates durante una década, incluyendo el período de la campaña electoral, cuando ambos actuaron como “agentes no registrados de Ucrania" en Estados Unidos, según el documento de inculpación de 31 páginas firmado por Mueller.

Para “esconder (...) decenas de millones de dólares" de pagos recibidos de Ucrania, Manafort y Gates “lavaron el dinero mediante un enorme número de corporaciones estadounidenses y extranjeras, asociaciones y cuentas bancarias".  Por ello, Manafort fue imputado por falso testimonio sobre su papel como agente extranjero y por no presentar las debidas declaraciones sobre cuentas bancarias en el exterior y registros financieros.

Manafort fue nombrado jefe de la campaña electoral de Trump en junio de 2016, pero fue apartado del cargo en agosto cuando emergieron sus lazos con Ucrania.
Tras conocerse los procedimientos judiciales, Trump recurrió a Twitter para reiterar en mayúsculas: “¡No hay colusión!". Con relación a los cargos contra su exjefe de campaña, apuntó: “Lo siento, pero esto ocurrió hace años, antes de que Paul Manafort fuera parte de la campaña de Trump. Pero ¿por qué no son Hillary Clinton y los Demócratas el foco?".



En esta nota



e-planning ad