ARGENTINA

Se conoce la estremecedora confesión de Nahir Galarza


La argentina de 19 años trató de demostrar su culpabilidad del asesinato a Fernando Pastorizzo simulando cómo se carga y se dispara un arma, frente al fiscal


Nahir siendo escoltada por la Policía argentina.
Escuchar el artículo Pausar Lectura

13/01/2018

Se siguen conociendo detalles sobre el escalofriante asesinato de Fernando Pastorizzo, suscitado en Gualeguaychú, Argentina. Nahir Galarza intentó probar que su confesión de que mató a su ex novio y simuló frente al fiscal Sergio Rondoni Caffa, tener en la mano el arma de su papá, utilizada para matar al joven de 20 años, y mostró como se le carga balas y se dispara.

El diario El Día, de Gualeguaychú, describe el momento de la declaración de Nahir. "En el acto muestra como se carga una arma de fuego. Explica que primero se saca el seguro, luego se agarra arriba, se tira para atrás, se suelta y con esto está lista el arma", redacta en una el diario argentino.

El testimonió de la joven de 19 años derivó en su inmediata detención, cerca de la medianoche del 29 de diciembre. "El hecho lo cometí yo sola. Cuando salimos de la casa, la que le disparó fui yo. Lo hice con el arma de mi papá, que estaba arriba de la heladera, donde la pone siempre", aseguró Nahir en su confesión al fiscal, detalla el diario El Clarín.

"Los dos disparos los hice con esa arma. Di una vuelta a la manzana y volví caminando a mi casa. Dejé el arma en su lugar sin que mi padre se diera cuenta y me fui a acostar”, agregó Nahir a su testimonio.

Fernando fue encontrado junto a su moto con dos disparos

Además en sus defensa se buscó que negar que eran novios. En su confesión, Nahir entregó un sobre rojo que en el interior llevaba supuestamente una carta escrita por Fernando donde daba la relación por terminada. Sin embargo, el escrito tendría escaso valor como prueba.

Demostrar que ambos no sostenían una relación sentimental permitiría atenuar una posible condena para Nahir, ya que es acusada de "homicidio agravado por el uso de arma y por relación de pareja", que contempla como pena la presión perpetua.



 




En esta nota