MUNDO

Rusia rechaza la idea de EEUU y Francia de firmar un nuevo acuerdo nuclear iraní


Los mandatarios de Estados Unidos y Francia acordaron avanzar en un nuevo acuerdo nuclear con Irán, pero Kremlin considera desechó esa posibilidad sentenciando que el programa nuclear iranó "no tiene alternativa"

Donald Trump y Emmanuel Macron en la Casa Blanca
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

25/04/2018

El acuerdo actual sobre el programa nuclear iraní "no tiene alternativa", declaró este miércoles el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, un día después de que Estados Unidos y Francia anunciaran que quieren un nuevo tratado.

"Estamos en favor de que el acuerdo se preserve en su estado actual. Estimamos que por ahora no tiene alternativa", afirmó Peskov a la prensa.

"El acuerdo en su estado actual es fruto de los esfuerzos diplomáticos de muchos Estados", dijo el portavoz, añadiendo que la pregunta es si es posible "en la situación actual rehacer un trabajo que tenga tanto éxito".



 El acuerdo concluido en 2015 tras años de arduas negociaciones entre Irán y el grupo de potencias 5+1 (Alemania, China, Estados Unidos, Francia, Reino Unido y Rusia) peligra más que nunca.

 El presidente estadounidense, Donald Trump, y su homólogo francés, Emmanuel Macron, no entraron en los detalles, el alcance ni las consecuencias de las nuevas negociaciones que dicen querer.

Macron-Trump

Los presidentes de Estados Unidos y Francia coincidieron ayer en Washington en la negociación de un “nuevo acuerdo” con Irán sobre su política nuclear para resolver temas que quedaron pendientes en el pacto firmado en 2015.



En una conferencia de prensa conjunta en la Casa Blanca, el estadounidense Donald Trump y el francés Emmanuel Macron pusieron de lado sus divergencias sobre la cuestión iraní con la idea de un nuevo acuerdo.

Durante ese encuentro, Donald Trump le quitó “la caspa” del hombro a su homólogo francés, Emmanuel Macron, en un extraño intento de demostrar su amistad que captaron las cámaras durante su encuentro bilateral en la Casa Blanca.

Trump hizo una pausa mientras se dirigía a la prensa junto a Macron y aseguraba que ambos mantienen una relación “especial”, para hacer un rápido gesto destinado a quitarle “una pequeña mota de caspa” del hombro al mandatario francés. “Tenemos que hacer que esté perfecto. Él es perfecto”, añadió inmediatamente.

Justo antes de limpiar el traje de Macron, Trump aseguró que las noticias sobre la gran relación que ambos mantienen son ciertas.  Este es el segundo episodio curioso en cuanto al contacto físico entre los líderes de EEUU y Francia, después del ampliamente comentado y largo apretón de manos que ambos compartieron al conocerse en una cumbre de la OTAN, en mayo de 2017.



 




En esta nota