MUNDO

Rusia confirma que en el accidente del submarino hubo varios supervivientes


El ministro de Defensa ruso, citado por la agencia Interfax, destacó que los marineros fallecidos apagaron el fuego en el sumergible "a costa de sus propias vidas", pero lograron "salvar a sus compañeros y el aparato de aguas profundas"


El submarino nuclear AS-12, conocido también como "Losharik" se vio envuelto en el incidente. Foto AFP
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

03/07/2019

Una parte de la tripulación del submarino accidentado este lunes en el noroeste de Rusia se pudo salvar, informó hoy el ministro de Defensa de este país, Serguéi Shoigú, durante una reunión con la comisión que investiga el suceso que dejó 14 muertos.  

"Murieron 14 miembros de la tripulación, el resto se salvó", dijo Shoigú sin especificar el número de los supervivientes.

El ministro agregó que a bordo del aparato de la Flota rusa del Mar del Norte, que sufrió un incendio el lunes, se encontraba también un especialista civil que "fue el primero en ser evacuado".  



El aparato sumergible, diseñado para la investigación, el rescate y operaciones especiales, puede albergar hasta 25 tripulantes.  

Shoigú, citado por la agencia Interfax, destacó que los marineros fallecidos apagaron el fuego en el sumergible "a costa de sus propias vidas", pero lograron "salvar a sus compañeros y el aparato de aguas profundas".  

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, ordenó el lunes investigar el accidente en el que, dijo, murieron "7 capitanes de navío, entre ellos dos Héroes de Rusia".  

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, afirmó a su vez que la información sobre el tipo de aparato sumergible, así como la naturaleza de las tareas que realizaba, no se revelan en virtud de la ley sobre los secretos de Estado.



Según varios medios rusos, se trata del submarino nuclear AS-12, conocido también como "Losharik", capaz de descender a profundidades de hasta 6.000 metros.

La prensa adelantó también que el accidente había dejado varios heridos, que se encontrarían en un hospital de la Marina rusa en el puerto de Severomorsk (mar de Bárents).

Según diversas fuentes, los heridos presentan lesiones cuyo carácter sugiere que en el sumergible hubo una explosión antes del estallido del incendio.

El accidente en submarinos más grave en la historia de este país tuvo lugar en el año 2000, cuando a causa de un incendio en el sumergible "Kursk" murieron sus 118 tripulantes.  
 



 




En esta nota