MUNDO

Rousseff intenta frenar su destitución en Brasil


Según una encuesta de Folha de Sao Paulo 333 diputados ya están a favor del juicio, por lo que solo faltarían 9 votos para sacar del cargo a la presidenta

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff podría ser destituida si la Cámara de Diputados de su país aprueba un juicio en su contra
Escuchar el artículo Pausar Lectura

14/04/2016

El gobierno brasileño presentó hoy un recurso de amparo contra el juicio de destitución de la presidenta Dilma Rousseff y advirtió que está dispuesto a librar una verdadera batalla judicial para frenarlo, alegando "violaciones" al derecho de la defensa.

El pedido fue presentado ante el Supremo Tribunal Federal (STF) la víspera del inicio de los debates en el pleno de la Cámara de Diputados que tiene previsto votar el domingo una moción para remover a Rousseff por presunta manipulación de las cuentas públicas.

Una eventual admisión de la medida, que será analizada esta misma tarde por la corte suprema en una sesión especial dedicada a los cuestionamientos jurídicos contra el impeachment, podría llevar a suspender los debates.

El gobierno perdió en los últimos días a aliados de importancia y las encuestas indican una tendencia al aumento de los partidarios de la destitución, que se acercaban a los 342 votos necesarios (dos tercios de un total de 513 diputados) para aprobar la moción.

Una encuesta realizada por el diario Folha de Sao Paulo revela que 333 diputados votarán a favor de la moción, 123 en contra, 22 están indecisos y 22 decidieron no declarar. Es decir que faltan 9 votos para aprobar la destitución.

Si el Senado ratificara luego esa decisión, Rousseff, del Partido de los Trabajadores (PT, izquierda), sería reemplazada por su vicepresidente, Michel Temer, del centrista PMDB. Y en caso de que la cámara alta la declare formalmente culpable en un lapso máximo de 180 días, Temer completaría el mandato hasta fines de 2018.

El gobierno ve en los procedimientos legislativos "vicios que violan los principios del debido proceso legal (...) y de una amplia defensa", indicó la Abogacía General de la Unión (AGU, defensoría del Estado, con rango ministerial), en un comunicado.

"El proceso violó el derecho de defensa de la presidenta Dilma Rousseff", insiste.

Los partidarios de ambos bandos convocaron a movilizaciones masivas el fin de semana en la capital, donde las fuerzas de seguridad tendieron un vallado a lo largo de la explanada de los ministerios para evitar incidentes frente al Congreso, y las principales ciudades del país.

"Voté por el PT, les creía, pero ya no se puede seguir apoyándolos", dijo Elton Pereira, de 37 años, mientras sacaba fotografías del "muro", como fue apodado el cerco que dividirá a los manifestantes de ambos lados.



 




En esta nota