MUNDO

Remezón en Latinoamérica por sobornos de Odebrecht


La mayor constructora brasileña pagó a funcionarios públicos para adjudicarse obras en diez países de la región y dos en África. La corrupción salpica hasta el presidente Michel Temer

Foguel pretende inculcar valores en la empresa

22/12/2016

La revelación de que Odebrecht pagó millonarios sobornos durante 15 años en diez países de Latinoamérica amenaza con sacudir gobiernos como el de Venezuela, Ecuador, Colombia o Panamá, algunos de ellos todavía en funciones. Varios países anunciaron ayer que abrirán indagaciones y pedirán información a EEUU y Brasil luego que el gigante brasileño de la construcción se declaró culpable en una corte de Nueva York de violar leyes contra los sobornos en el extranjero, tras una gran investigación de corrupción en Brasil.


José Ugaz, presidente de Transparencia Internacional, dijo que en el corto plazo "se viene una crisis política, similar a la que está viviendo Brasil, en varios de estos países de Latinoamérica", según publicó la agencia Associated Press.


Ugaz, un abogado criminalista peruano, añadió que la confesión del pago de los sobornos "revela que la región está seriamente impactada por temas de gran corrupción y esto no es un problema ideológico, hay expresidentes y gobiernos de tendencia de izquierda, socialdemócratas y de derecha".
Odebrecht pagó aproximadamente $us 788 millones en sobornos en 10 países de Latinoamérica, incluido Brasil, según documentos publicados por el Departamento de Justicia de EEUU, que impuso una histórica sanción de $us 3.500 millones para compensar por los actos ilícitos a EEUU, Brasil y Suiza, según la agencia EFE. 


En Brasil, esos hechos de corrupción empezaron en 2003 y continuaron hasta 2016, periodo en el que Odebrecht pagó en su país "aproximadamente $us 349 millones en sobornos corruptos hechos a partidos políticos, funcionarios extranjeros y sus representantes".


 La empresa abonó ese dinero con el fin de "asegurar una ventaja indebida para lograr o retener negocios para Odebrecht", de acuerdo con el Departamento de Justicia estadounidense.
Salpica a presidente Temer


La mayor constructora de Brasil firmó un acuerdo de colaboración con la justicia brasileña el 1 de diciembre que, además de admitir su culpa y pagar una multa, incluye delaciones ofrecidas por 77 ejecutivos de Odebrecht a cambio de reducción en sus futuras condenas. Estos testimonios salpican a cerca de 200 políticos en desvíos de Petrobras y en financiación ilegal de campañas, entre los cuales estaría el presidente de Brasil, Michel Temer 

Conducta lamentable,según la empresa
El encargado de la nueva política anticorrupción de Odebrecht, Sérgio Foguel, miembro del Consejo de Administración del grupo, calificó de "desvíos de conducta lamentables" el pago de sobornos por parte de la constructora brasileña a funcionarios de 10 países de Latinoamérica y dos de África.
 En una entrevista con el diario O Globo, el ejecutivo admitió que el código de conducta de la empresa no estaba "lo suficientemente desarrollado" y afirmó que están "creando las condiciones para que no vuelva a ocurrir", según EFE. 


 "Esos desvíos de conducta lamentables, reconocidos públicamente, están siendo investigados y todas las medidas están siendo adoptadas", dijo Foguel.
 



En esta nota



e-planning ad