mundo

Rajoy advierte de una tercera elección española


El presidente español y lídel del PP aseguró que si los socialistas no lo apoyan se hará la tercera elección en menos de un año. Pedro Sánchez dijo que no cederá ante él

Tras siete meses como presidente, Rajoy solo tiene el apoyo de 137 diputados de los 350 de la cámara. Necesita 176 a su favor
Escuchar el artículo Pausar Lectura

02/08/2016

El presidente del Gobierno español en funciones, Mariano Rajoy, advirtió este martes del riesgo de unas terceras elecciones legislativas en España si los socialistas insisten en bloquear la formación de un nuevo gabinete liderado por los conservadores.

Las declaraciones de Rajoy se produjeron luego de una reunión con el líder del Partido Socialista (PSOE), Pedro Sánchez, quien insistió en que la formación que dirige, la segunda fuerza política en el Congreso, no dará su apoyo a Rajoy para un gobierno de coalición.

"Si el señor (Pedro) Sánchez se mantiene en el "no" volveremos a repetir las elecciones", dijo ante periodistas Rajoy.

"Con su "no" (de Sánchez) se mantiene el bloqueo y eso nos lleva a elecciones", aseguró el jefe del Ejecutivo español, quien cree que "lo urgente" para España es "formar Gobierno" tras siete meses de un Gobierno en funciones.

Las legislativas del 20 de diciembre de 2015 produjeron un Parlamento muy fragmentado entre cuatro grandes fuerzas, incapaces de formar un gobierno.

En una repetición de las elecciones, el 26 de junio, el Partido Popular (PP, conservador) de Rajoy salió reforzado, pero con 137 diputados de los 350 de la cámara baja quedó lejos de la mayoría necesaria (176) para gobernar en solitario, de ahí que busque aliados para una investidura.

Hasta ahora, Rajoy no ha podido sumar apoyos, más allá de la oferta del partido liberal de centro Ciudadanos, ya que se abstiene a la votación, aunque sus 32 diputados son insuficientes de todas maneras.

Sin embargo los socialistas son la clave, ya que con sus 85 diputados pueden bloquear la formación de un gobierno o permitirla con su apoyo o abstención.

"No vamos a apoyar aquello que queremos cambiar", dijo este martes Sánchez tras la reunión con el jefe de gobierno saliente. "Desde la izquierda no vamos apoyar a las derechas", aseveró.

Sin embargo, no descartó definitivamente la posibilidad de una abstención luego de una primera votación de investidura, tal y como lo han sugerido líderes del PSOE como el exjefe de gobierno Felipe González (1982-1996).

"Será en última instancia el comité federal quien decida si hay un cambio de opinión y de posición", dijo Sánchez.



 




En esta nota