MUNDO

Puigdemont dice que sigue en el poder y llama a la resistencia pacífica


El suspendido presidente del Gobierno catalán pidió a los catalanes resistir la aplicación del artículo 155 que abrió la puerta a la intervención de Madrid. Crece el rechazo internacional a la demanda de independencia de Cataluña


29/10/2017

El expresidente del Gobierno regional catalán Carles Puigdemont pidió ayer a la población que haga "oposición democrática" y "cívica" al Ejecutivo español, que ayer viernes le cesó junto al resto de su Gabinete por su desafío independentista. A su vez, el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, nombró a la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría como jefa del Poder Ejecutivo catalán, en reemplazo de Puigdemont.

El Gobierno español comenzó a asumir las funciones que hasta ayer ejercía el Gabinete regional catalán, al aplicar ya el decreto de medidas para restablecer la legalidad tras la declaración de independencia aprobada el viernes por el Parlamento autonómico.

En una declaración grabada Puigdemont rechazó la "agresión" del Gabinete español y aseguró que son los Parlamentos los que nombran y cesan a los gobernantes.

Poco antes de la declaración del líder independentista fuentes de ese movimiento explicaron a EFE que el Gabinete de Puigdemont no se da por destituido y tiene previsto mantener su actividad.

El Parlamento regional catalán aprobó ayer una declaración de independencia que llevó horas después al Ejecutivo español, con el visto bueno del Senado, a aprobar una serie de medidas para recuperar la legalidad constitucional.

Entre ellas figura el cese de todo el Gabinete de Carles Puigdemont y la convocatoria de elecciones autonómicas para el 21 de diciembre, que anunció el jefe del Ejecutivo español, Mariano Rajoy.

Sin embargo, según las fuentes independentistas, los integrantes del Gabinete Puigdemont no contemplan acatar su cese y preparan los siguientes pasos para desarrollar el encargo recogido en la resolución aprobada ayer por el Parlamento autonómico.

En su declaración, Puigdemont animó a sus seguidores a "perseverar y "seguir defendiendo las conquistas conseguidas hasta hoy".

"Nuestra voluntad es continuar trabajando para cumplir los mandatos democráticos y a la vez buscar la máxima estabilidad y tranquilidad, entendiendo las dificultades lógicas que comporta una etapa de esta naturaleza, que nuestro país no ha recorrido nunca", dijo el mandatario cesado por Madrid.

Tras la proclamación de independencia hay una crisis política

Todo ello con sentido cívico y actitud pacífica y de modo inclusivo, enfatizó el líder secesionista catalán. A la misma hora en que se emitía esta declaración grabada, el expresidente catalán almorzaba en un restaurante de la localidad catalana de Girona, según las imágenes mostradas por La Sexta TV.

La Fiscalía General del Estado, por su parte, ultima su querella por un delito de rebelión contra los artífices de la declaración de independencia aprobada por la Cámara catalana, una acción penal que afectará al menos a los miembros del Gobierno autonómico y a los de la Mesa del Parlamento que permitieron la votación, que fue secreta para dificultar eventuales consecuencias.

Vicepresidenta asume 
Por su parte, el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, delegó en su vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, las funciones y competencias de jefe del Ejecutivo de la región de Cataluña, tras el cese de su hasta ahora titular, Carles Puigdemont.

Así consta en el real decreto por el que se designa a órganos y autoridades encargados de dar cumplimiento a las medidas acordadas este viernes por el Consejo de Ministros para restablecer la legalidad constitucional en Cataluña, horas después de que su Parlamento aprobara una declaración de independencia.

El Gobierno español decretó a continuación el cese de todo el Gabinete de Puigdemont y Rajoy procedió a disolver el Parlamento regional para convocar comicios autonómicos para el 21 de diciembre.

Durante la pasada madrugada el Boletín Oficial del Estado español publicó esas medidas, entre las que se determina que el presidente del Gobierno asume las funciones y competencias que corresponden al presidente de la Generalitat (Ejecutivo) de la región de Cataluña.

En cuanto a las elecciones regionales, la campaña se desarrollará entre el 5 y el 19 de diciembre y la votación será el día 21.

Además, estaba previsto que ayer tenga lugar una reunión de secretarios de Estado y subsecretarios españoles para analizar las funciones asumidas por los diversos ministerios del Gobierno central en cada una de las consejerías regionales catalanas.  Esas funciones autonómicas pasan a ser desempeñadas por los ministerios del Gobierno central en aplicación del artículo 155 de la Constitución.

 

Punto de vista de 

Cataluña (la República) no tiene quien la reconozca

Jaume Risquete, periodista y analista político (desde barcelona)

24 horas después de que el Parlamento de Cataluña hubiera aprobado la declaración de independencia, lo que significaba la fundación de la República de Cataluña, ningún Estado del mundo la había reconocido. 

Esto es la realpolitik. Incluso el ministro de Asuntos Exteriores de Irlanda, Simon Coveney, se mostró contundente y parecía sufrir de amnesia de los fastos que su Gobierno celebró durante el año pasado cuando se conmemoró el centenario del Easter Rising, también conocido como Easter Rebellion, una insurrección armada durante la Semana Santa de abril de 1916 llevada a cabo por los irlandeses republicanos que quiso poner fin a su pertenencia al Imperio Británico y proclamar la República de Irlanda. 

Tampoco ningún país latinoamericano, los que durante el siglo XIX hicieron guerras de independencia como en el caso de Bolivia, ni uno de ellos no solo no reconoció a la nueva República de Cataluña sino que ni siquiera hubo ni un pequeño gesto de apoyo. 

Y qué decir de Estados Unidos, un país surgido de una rebelión armada contra los británicos, que ya con Obama mostró su clara preferencia por una España unida.

Mucho menos se podía esperar de algún país europeo vecino, ni siquiera de las repúblicas bálticas que se independizaron en 1991. Y qué decir de los países miembros de la Unión Europea, una unión de Estados aterrada con la idea de una Cataluña independiente que debilitaría a España y abriría la puerta a otras secesiones. 

El viernes por la tarde, el presidente español Mariano Rajoy apostó inteligentemente por una aplicación suave del artículo 155, ya que de apostar por una aplicación dura se hubiera entrado en la dimensión desconocida. 

La decisión de disolver el Parlamento catalán y convocar elecciones autonómicas para el 21 de diciembre se prefirió a la idea de una intervención del gobierno central más allá de seis meses.

Rajoy ha destituido al presidente de Cataluña, Carles Puigdemont, y a todo su Gobierno, que aún podrían acabar en la cárcel por rebelión y sedición si no aceptan esa intervención. 

Ayer sábado, el presidente suspendido Carles Puigdemont ofreció un mensaje en el que implícitamente no acataba las medidas del ejecutivo de Rajoy e insinuaba con convocar unas elecciones constituyentes. 

Sin embargo, ayer lo que vimos fueron los primeros contactos de los partidos políticos de la región, incluso los independentistas, para esas elecciones autonómicas que se llevarán a cabo el 21 de diciembre. 

 

El papa Francisco cuestionó los nacionalismos que ponen en peligro el proyecto de la unión europea

El papa Francisco cargó ayer contra "las lógicas particulares y nacionales" que ponen en riesgo el sueño de los fundadores de Europa y defendió el diálogo para impedir que "formaciones extremistas y populistas" hagan "de la protesta el corazón de su mensaje".

Jorge Bergoglio ofreció un discurso a los participantes de un foro de diálogo sobre el futuro de Europa organizado en el Vaticano y dijo que "las lógicas particulares y nacionales corren el riesgo de frustrar los sueños valientes de los fundadores de Europa".

El papa Francisco se ha mostrado crítico. Foto: Reuters

Además, apostó por el diálogo político y afirmó que en su ausencia "encuentran terreno fértil" las formaciones "extremistas y populistas que hacen de la protesta el corazón de su mensaje político, sin ofrecer un proyecto político como alternativa constructiva".

Tras pedir diálogo para resolver los conflictos, Francisco dijo: "quien se atrinchera detrás de las propias posiciones, termina por sucumbir", y por tanto, lejos de "construir trincheras", los países europeos deben tener "la valentía de trabajar para perseguir plenamente el sueño de los Padres fundadores de una Europa unida y concorde, comunidad de pueblos que desean compartir un destino de desarrollo y de paz".



En esta nota



e-planning ad