MUNDO

Primeros ataques aéreos rusos en el sur de Siria desde la tregua de 2017


Los bombardeos alcanzaron localidades en la provincia de Deraa, controlada por rebeldes opuestos al gobierno Sirio, que tiene a Rusia como aliado

La humareda tras una explosión durante un ataque aéreo en una ciudad de la provincia de Deraa, en el este de Siria
Escuchar el artículo Pausar Lectura

23/06/2018

Rusia bombardeó zonas controladas por los rebeldes en el sur de Siria este sábado, por primera vez desde que acordó un alto el fuego en la zona hace casi un año, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Unos 25 ataques golpearon localidades controladas por los rebeldes en la zona este de Deraa, provincia del sur de Siria que ha sido blanco de crecientes bombardeos del régimen en los últimos días antes de una previsible ofensiva por tierra.

"Intensos bombardeos rusos están golpeando localidades en la zona este de Deraa por primera vez desde que se acordó un alto el fuego en el sur de Siria el año pasado", dijo el director del OSDH, Rami Abdel Rahman.

La oenegé, con sede en Reino Unido, no disponía de cifras sobre posibles muertos.
Rusia, Estados Unidos y Jordania acordaron en julio del año pasado crear una zona de distensión en partes controladas por los rebeldes en el sur de Siria para que cesaran las hostilidades en la zona.

Desde entonces, los aviones de guerra de Moscú, que actúan en Siria desde 2015, no habían bombardeado posiciones rebeldes en el sur.

Pero la violencia aumentó esta semana, en un momento en que las fuerzas gubernamentales sirias se plantean recuperar el sur militarmente.

Las fuerzas leales al presidente Bashar al Asad empezaron a intensificar sus bombardeos aéreos y disparos de artillería en la zona el martes. Los bombardeos y los combates se concentran en una zona a caballo entre la provincia de Deraa y la parte oeste de la vecina Suwaida.

Al menos 19 civiles murieron desde entonces en las zonas controladas por los rebeldes, según el OSDH.

Por su parte, las fuerzas del régimen sirio ganaron terreno este sábado frente a los rebeldes en la provincia de Deraa.

"Las tropas del régimen avanzaron en la región, haciéndose con las localidades de Al Butsan y Al Shumaria", había informado el Observatorio previamente este sábado.

La agencia de prensa oficial Sana también dio cuenta del avance de las tropas del régimen en el este de Deraa.   Según esta fuente, los disparos de mortero de los rebeldes mataron a dos civiles, incluido un niño, en la zona bajo control gubernamental de la ciudad de Deraa.

Tras haber asegurado Damasco, la capital, el ejército se concentra en el sur del país, donde los rebeldes siguen controlando la mayor parte del territorio de las provincias de Derra y Suwaida.

Esta estratégica región está ubicada cerca de los Altos del Golán sirios, ocupados en parte por Israel desde 1967.

El régimen perdió ocho de sus miembros en los enfrentamientos del sábado con los rebeldes, elevando a 13 sus pérdidas desde el martes, también según el OSDH. Más de 12.000 sirios huyeron de la provincia de Deraa en los últimos días.