en honduras

Postergan anuncio de quién será el próximo presidente


El país centroamericano está en vilo: el Tribunal Supremo Electoral postergó la declaración de quién ganó las elecciones presidenciales del domingo. La oposición toma las calles

Simpatizantes del candidato Nasralla toman las calles y se enfrentan a la Policía en Tegucigalpa (Reuters)
Simpatizantes del candidato Nasralla toman las calles y se enfrentan a la Policía en Tegucigalpa (Reuters)
Simpatizantes del candidato Nasralla toman las calles y se enfrentan a la Policía en Tegucigalpa (Reuters)
Simpatizantes del candidato Nasralla toman las calles y se enfrentan a la Policía en Tegucigalpa (Reuters)
Simpatizantes del candidato Nasralla toman las calles y se enfrentan a la Policía en Tegucigalpa (Reuters)
Simpatizantes del candidato Nasralla toman las calles y se enfrentan a la Policía en Tegucigalpa (Reuters)
Simpatizantes del candidato Nasralla toman las calles y se enfrentan a la Policía en Tegucigalpa (Reuters)
Simpatizantes del candidato Nasralla toman las calles y se enfrentan a la Policía en Tegucigalpa (Reuters)

01/12/2017

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Honduras postergó la declaración del ganador de las elecciones del domingo hasta procesar actas con inconsistencias en la votación, que daban leve ventaja al presidente Juan Orlando Hernández sobre el opositor Salvador Nasralla, quien denunció "fraude" y dijo que desconocerá el fallo.

El presidente del TSE, David Matamoros, que había anunciado que darían a conocer el escrutinio final en esta jornada, dijo en la noche del jueves en el programa TN5 que el resultado definitivo será revelado luego de revisar el conteo de las "actas especiales" que presentan anomalías.

El lento escrutinio del TSE beneficiaba hasta el momento al presidente Hernández, del Partido Nacional (PN, derecha), con 42,92% frente al 41,42% del izquierdista Nasralla, cuando se llevaba el 94,31% de las actas escrutadas.

"No daremos más anuncios hasta que finalice el proceso" de revisión de actas, escribió Matamoros en la red social Twitter.

La presión en las calles comenzó a subir ante la larga espera por conocer los resultados. La policía usó gases lacrimógenos la madrugada del jueves para reprimir una protesta de seguidores de Nasralla frente al local donde el TSE recuenta los votos.

Violentos manifestantes dañaron uno de los centros comerciales más grandes de San Pedro Sula, la segunda ciudad de país, y en Siguateque, centro, causaron daños menores con un incendio al edificio de la alcaldía, según informes oficiales.

Matamoros denunció que manifestantes intentaron romper el portón de acceso a los salones donde se revisan las actas y fueron reprimidos por militares.

En la jornada, simpatizantes de la Alianza de Oposición Contra la Dictadura, que postula a Nasralla, fueron dispersados con bombas de gases al enfrentarse con fuerzas de seguridad durante manifestaciones de protesta ante lo que consideran un fraude electoral.

En la noche arreciaron las protestas, extendiéndose en barrios y colonias de la capital, según informes del dirigente de la Alianza, Juan Barahona, y del portavoz de la policía, subcomisionado Luis Osavas.

"Tenemos tomas en las colonias El Sitio (norte), El Pedregal (sur), salida a Danlí (este) y tenemos tres heridos" en los choques con la policía, aseguró Barahona a la AFP.

Osavas manifestó que "hay varios civiles heridos de bala en incidentes confusos", pero no supo decir cuántos.

En las redes sociales circularon fotos de heridos de balas y de los fuertes enfrentamientos entre manifestantes y fuerzas de seguridad.

Nasralla había llamado a sus seguidores a salir a las calles a defender lo que consideró su victoria y denunciar un "fraude". Sus llamados fueron atendidos en media docena de ciudades, donde se bloquearon carreteras con la quema de llantas.

La misión de observadores de la Organización de Estados Americanos (OEA) urgió, en una nota enviada al presidente del TSE, "procesar la totalidad de las actas de cierre" y garantizar la "absoluta transparencia" del escrutinio.

Hernández, de 49 años, busca un segundo mandato amparado en un fallo de la justicia, pese a que la Constitución prohíbe la reelección.

Por su parte, Nasralla, de 64 años y sin experiencia política, representa a la Alianza Opositora, bloque de izquierda encabezado por el exmandatario Manuel Zelaya.
 



 




En esta nota