VENEZUELA

Polémica por supuesta ejecución de los sublevados en Venezuela


Familiares exigen al presidente Maduro la entrega de los cuerpos de los abatidos la madrugada del martes. Una comisión parlamentaria opositora investiga los hechos

Maduro posesionó al mayor general Richard Jesús López (izq.), nuevo jefe de la Guardia Nacional Bolivariana
Escuchar el artículo Pausar Lectura

18/01/2018

Entre denuncias de “ejecución extrajudicial”, familiares y grupos de derechos humanos exigían ayer la entrega del cuerpo del piloto Óscar Pérez, protagonista de acciones contra el Gobierno de Nicolás Maduro, y de los otros seis abatidos en un operativo.

“Les exijo que por favor me permitan, con todo el dolor que tengo en mi alma, que mi hijo sea reconocido, si de verdad está en la morgue”, clamó la madre, Aminta Pérez, en un video publicado en la cuenta de Twitter de la esposa del piloto, Dana Vivas.

De luto, llevándose la mano a la frente por el agobio, la mamá de Pérez, quien vive en México con Vivas y los tres niños de la pareja, dijo querer “recuperarlo para darle cristiana sepultura”. “Si no lo permiten, para mí está vivo”, agregó.

Militares y policías mantenían cerrado el acceso a la Morgue de Bello Monte. A Aura Pérez, tía del piloto, le permitieron ingresar: "Vine a reconocer el cuerpo de mi sobrino y exigir que me lo entreguen. Lo enterraremos aquí en Caracas, donde nació", declaró.
Parientes de los otros muertos también llegaron.

Hermetismo y controversia

Familiares, parlamentarios y activistas de derechos humanos lamentaron el hermetismo en el caso. “La respuesta que recibimos fue que no se van a entregar los cuerpos porque están a la orden de un tribunal militar”, dijo el diputado opositor Winston Flores.

Agregó que las autoridades “no han querido entregar el informe de la autopsia. Hubo un ajusticiamiento extrajudicial”, aseguró.

En videos que difundió en Instagram durante la operación, Pérez, usuario frecuente de las redes sociales, afirmó que las autoridades les estaban disparando pese a que él y sus hombres querían entregarse.

La diputada opositora Manuela Bolívar denunció una serie de irregularidades y dijo que el ‘silencio’ responde a “un homicidio a personas que estaban demandando entregarse”.

Pero el ministro de Interior, general Néstor Reverol, señaló que cuando se negociaba la entrega, el ‘grupo terrorista’ atacó a las fuerzas de seguridad, matando a dos policías e hiriendo a otros ocho, tras lo que hubo un “enfrentamiento armado”.



 




En esta nota