MUNDO

Piñera ya juró como presidente de Chile


Tiene el desafío de acelerar la economía y administrar el legado de reformas que le deja Michelle Bachelet. Evo morales participó del acto que duró cerca de 25 minutos

Sebastián Piñera luego de haber recibido el mando de Michelle Bachelet. Foto: Reuters
Escuchar el artículo Pausar Lectura

12/03/2018

Sebastián Piñera ya es oficialmente el nuevo presidente de Chile. Tras ingresar en medio de aplausos al Salón de Honor del Congreso, el ganador de las últimas elecciones tomó juramento. Su mandato se extenderá hasta el 2022.

En la ceremonia participan varios presidentes de la región, entre ellos el boliviano Evo Morales Ayma, además está el argentino Mauricio Macri. Morales felicitó en las primeras horas de este domingo a Piñera a través del Twitter.

Luego de tomar juramento la presidenta saliente Michelle Bachelet le entregó la banda presidencial y la Piocha de O'Higgins para luego retirarse junto al que fue su gabinete en medio de aplausos y gritos de ovación.

Ya como presidente, Piñera comenzó la toma de juramento a sus ministros siendo el primero Andrés Chadwick que asume como ministro del Interior y seguridad.

Como dato para destacar que en la previa a la posesión, un grupo de mujeres diputadas del Frente Amplio, le pidieron a Morales sacarse una selfie. El acto duró cerca de 25 minutos.

"El pupulismo es enemigo de la democracia"

El nuevo presidente de Chile Sebastián Piñera considera que el populismo que es un sistema de gobierno "enemigo de la democracia" que está aislando a los países bajo ese tipo de gobierno, de los grandes saltos hacia el desarrollo integral, como el caso de Venezuela y Cuba.

Piñera declaró que identifica a su gobierno como una "derecha social" por su preocupación especial por los más pobres y por la clase media, concepto ligado a la derecha populista en Europa.

"Yo adhiero a esa definición, me interpreta plenamente. Pero nada más ajeno y más distante de nuestros principios y de nuestra intención que caer en el populismo, que es uno de los grandes enemigos de las democracias modernas, una conducta irresponsable que promete pan para hoy día y entrega hambre para mañana" dijo a El País de España.

En su lectura hacia la región, observa una América Latina muy heterogénea donde los países de la Alianza del Pacífico - México, Colombia, Perú y Chile- tienen un compromiso sólido con la democracia, el Estado de derecho, los derechos humanos, la economía social de mercado, la apertura, la integración y la justicia social.

Al otro frente pone al Mercosur que - según dijo - ha sufrido un cambio radical, porque la orientación que tenía Brasil y Argentina es muy distinta a la que tienen hoy día con los presidentes Temer y Macri, "por lo que veo muy factible un acercamiento entre la Alianza del Pacífico y los países del Mercosur. Una tercera realidad es la que tienen países como Cuba y Venezuela, en una crisis brutal".

Sobre la situación de Venezuela, Piñera le puso un calificativo: "una tragedia". Asegura que Venezuela dejó de ser una democracia y frente a eso los países democráticos de América Latina y el mundo no pueden permanecer indiferentes. Tanto Unasur, el Mercosur como la OEA tienen cláusulas democráticas que tienen que ser invocadas y utilizadas con mayor efectividad, manifestó.

En su posible relación con EEUU en el marco del proteccionismo impuesto por Donald Trump, sostuvo que Chile es un país muy abierto al mundo porque tiene tratados de libre comercio con prácticamente todas las principales economías -Estados Unidos, la Unión Europea, China, Japón, América Latina y "vamos a seguir en ese camino", indicó.

 



 




Notas Relacionadas



En esta nota