mundo

Peña Nieto condiciona el diálogo con los maestros


El mandatario dijo que los maestros deben retornar a las aulas para que haya diálogo. Los educadores realizan una huelga de hambre en rechazo a la reforma educativa

Peña Nieto comentó que la niñez no se puede ver afectada por las demandas de los maestros

22/08/2016

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, anunció este lunes que no habrá más diálogo con los maestros que se oponen a la reforma educativa, en huelga desde mediados de mayo pasado, hasta que reanuden las clases, algo que tendría que haber sucedido este lunes.

Al inaugurar el ciclo escolar 2016-2017 para educación básica desde una escuela pública de Toluca, en el central Estado de México, Peña Nieto aseguró que ni la niñez ni la juventud del país "pueden ser rehenes" de ninguna causa o demanda.

"Primero educación y después diálogo", dijo a los miembros de Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), el segundo sindicato de profesores en importancia del país, a los que pidió que regresen a clase porque "el futuro de la niñez no es negociable".

Y es que la mayoría de las escuelas de educación básica del sector público permanecieron hoy cerradas en los estados de Oaxaca, Michoacán y Chiapas, donde la CNTE tiene la hegemonía.

Este sindicato insistió este lunes en que no regresarán a las aulas hasta que la reforma educativa sea derogada y acusó al Gobierno de haber aparentado que ofrecía respuestas al magisterio a través del diálogo iniciado tras la tragedia de Nochixtlán sin haberlo hecho realmente.

En ese municipio de Oaxaca ocho personas murieron el 19 de junio pasado en un choque entre policías y civiles armados en el marco de una protesta de maestros.

Desde la escuela en la que cursó sexto de primaria, el mandatario defendió los beneficios de la reforma, cuyo principal objetivo es tener una educación de calidad en el país, y reiteró que ésta sigue siendo "obligatoria, laica y gratuita".

Denunció que "se han dejado correr versiones que precisamente atentan contra estos principios rectores de la educación pública en nuestro país".

Por eso hizo un "llamado respetuoso" a los maestros de la CNTE a que "asistan a sus aulas, a que impartan educación y a que no hagan rehenes, como está ocurriendo en algunas partes del país (...), a las niños y niños de sus causas y de sus demandas; no lo merecen", aseveró.

Tras decirle a esos maestros que "no les asiste la razón", recordó que el Gobierno ha abierto espacios de diálogo para atender distintas demandas y escuchar planteamientos a la reforma tanto de la CNTE como del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), el principal de México.

Dichos espacios no pueden estar "manipulados a partir de privar a las niñas y niños a la educación", por eso "no habrá más diálogo" si no hay regreso a clases, advirtió.

En México 25,7 millones de niñas y niños estudian preescolar, primaria y secundaria en más de 225.000 escuelas de todo el país con el acompañamiento de más de un millón de maestros.

Hasta ahora no hay cifras oficiales sobre cuántos menores se han visto afectados por la suspensión de actividades en Oaxaca, Chiapas y Michoacán, tres de los estados más pobres del país.



En esta nota



e-planning ad