mundo

Oposición denuncia arrestos por la marcha en Venezuela


El líder opositor y gobernador de Miranda, Henrique Capriles, denunció represalias por la Toma de Caracas, movilización que exigió fecha para el referendo revocatorio para el presidente Maduro

el sebin detuvo a alcaldes el grupo policial procedió a arrestar a los opositores No se registraron peleas en la Toma de Caracas. Aunque hubo algunos ‘infiltrados’
Escuchar el artículo Pausar Lectura

02/09/2016

La oposición venezolana denunció ayer la detención de uno de sus alcaldes, un día después de una multitudinaria marcha contra el Gobierno de Nicolás Maduro, que arrestó en los últimos días a varios dirigentes antichavistas acusándolos de planear actos violentos.

Delson Guarate, alcalde del municipio Mario Briceño Iragorry (MBI) en el estado Aragua (centro), fue detenido ayer por la mañana por agentes del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) sin que se conozcan las causas, denunció el partido Voluntad Popular. "Tratan de desquitarse del éxito de ayer: detienen al alcalde de MBI Aragua. ¡Libertad!", manifestó el diputado y coordinador nacional de ese partido, Freddy Guevara, en su cuenta de Twitter.
"Tendrán que llenar los estadios para meter preso al pueblo entero. Estamos dispuestos a dar la vida por Venezuela", dijo el alcalde, en un video que colgó en las redes sociales.

Otras detenciones
Poco antes del inicio de la llamada Toma de Caracas, el líder de la oposición, Henrique Capriles, denunció el jueves la detención de otros dos alcaldes del estado Guárico (centro), Orlando Hernández y Pedro Loreto, por parte del Sebin.

El Gobierno venezolano aseguró que la oposición buscaba violencia en la marcha del jueves y esta semana arrestó a los opositores Yon Goicoechea y Carlos Melo, acusados de tener material explosivo. El sábado mandó a prisión al exalcalde Daniel Ceballos, que estaba con arresto domiciliario, por supuestamente intentar fugarse y planear actos violentos en la concentración opositora.

Maduro, que consideró un éxito de su Gobierno que la multitudinaria concentración se desarrollara en paz, advirtió que esas detenciones de "terroristas" eran un acto preventivo y amenazó con más arrestos.

Libertad de expresión
La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) acusó ayer al Gobierno venezolano de no ofrecer las debidas garantías al ejercicio del periodismo y negar el ingreso al país de periodistas internacionales para la cobertura de la marcha Toma de Caracas.

El presidente de la SIP, Pierre Manigault, condenó la prohibición de entrada en el país de numerosos periodistas internacionales y aseguró que "esta situación desenmascara el lado autoritario del Gobierno



 




En esta nota