MUNDO

Multitud exige la aparición con vida de joven argentino


En la capital argentina y en otras ciudades se produjeron manifestaciones por Santiago, que desapareció hace un mes tras una protesta. Hubo incidentes cuando concluía la movilización

La manifestación por Santiago Maldonado se congregó en la zona central de la capital argentina

02/09/2017

Una multitud se concentró ayer en Buenos Aires para reclamar por Santiago Maldonado, un joven desaparecido hace un mes tras una protesta mapuche reprimida por la policía, una movilización que terminó con incidentes y detenidos.

“¿Dónde está Santiago?” es la pregunta que, tras multiplicarse en redes sociales en los últimos días, pasó a pancartas, gritos y volantes con el rostro del artesano, un ‘mochilero’ de 28 años, durante la marcha contra una desaparición que ha complicado al Gobierno de Mauricio Macri.

Madres con bebés, jubilados y estudiantes formaron parte de las 250.000 personas que, según los organizadores, acudieron a la Plaza de Mayo para manifestarse -al igual que en otras ciudades del país-. Durante varias horas la movilización fue pacífica.

“Esto trasciende la cuestión de filiación política, nosotros no militamos en un espacio político, militamos en cuestiones sociales y este caso demuestra que hay profundas divisiones en el país porque acá deberíamos estar todos”, dijo Eneas Espinoza, un comunicador de 45 años que llegó a la marcha acompañado de su esposa y de sus dos hijos, que portaban una foto de Maldonado. “Hoy es Santiago y mañana puede ser otro”, advirtió Sergio Maldonado, el hermano mayor del desaparecido, que habló desde el palco.

La familia pidió la renuncia de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, por la falta de respuestas sobre la desaparición del joven en el marco de una protesta en una comunidad mapuche que fue reprimida por la Gendarmería.

“A la señora ministra le pido que dé un paso al costado”, lanzó Sergio Maldonado, al reclamar “una investigación seria e imparcial a todo el personal de la Gendarmería que actuó” el día que desapareció su hermano.

Ayer, se desencadenaron incidentes cuando la movilización se dispersaba. Manifestantes rezagados se enfrentaron a la policía arrojando objetos contundentes, prendiendo fogatas, incendiando contenedores de basura y dejando un tendal de vidrieras rotas.

Agentes de infantería lanzaron un fuerte operativo para desalojar a la gente por las calles alrededor de la Plaza de Mayo, con carros hidrantes y gases lacrimógenos. Al menos una docena de detenidos y varios heridos reportaron los medios locales.
 
No estamos todos

En El Bolsón, el pueblo andino donde residía Santiago Maldonado en los últimos tiempos, 1.800 km al sudoeste de Buenos Aires, centenares de personas se movilizaron al grito de “No estamos todos. Falta Santiago”.

Al término de la marcha, una veintena de personas encapuchadas se dirigió hasta la sede de la gendarmería local y al grito de “asesinos” arrojaron bombas incendiarias (molotov), hecho que un vocero de la movilización atribuyó a “provocadores”.

En la ciudad de Córdoba (700 km al norte), unas diez cuadras de personas se sumaron al reclamo por la vida de Maldonado, sin que se registraran incidentes.
“A Santiago se lo llevó la Gendarmería”, aseguró Stella Maris Peloso, la madre de Maldonado, quien desestimó que su hijo sea un militante político. La fiscalía también calificó la causa como “desaparición forzada”.  

Gobierno rechaza que se compare con ‘dictadura’

El secretario de Derechos Humanos de Argentina, Claudio Avruj, vio ayer ‘doloroso’ que diversos organismos humanitarios del país comparen el caso de Santiago Maldonado, desaparecido hace un mes durante una protesta indígena reprimida por la Policía, con “procesos de la dictadura”.

“Hay que tener en claro que aquí no hay dos bandos. Que hay todo un país con su Gobierno preocupado e interesado en que esto se resuelva. Encontrar a Santiago bien y pronto”, expresó Avruj

Para Avruj es “doloroso” y “pesa” al Gobierno que se planteen términos “que no corresponden”.



En esta nota



e-planning ad