MUNDO

Multa a Google: así afectará al ecosistema tecnológico mundial


Nuevos competidores podrían emerger para pugnar con el gigante tecnológico, cambio que los usuarios podrían adoptar sin problemas, según especialistas

Escuchar el artículo Pausar Lectura

23/07/2018

Después de que la Comisión Europea (CE) impuso la multa más alta de su historia a Google, por violación de las leyes antimonopolio por 4.300 millones de euros ($us 5.053 millones) de sanción por el denominado caso Android, distintos especialistas formularon sus enunciados respecto al impacto que esta medida puede generar en el usuario y otros gigantes de la industria tecnológica.

Europa basa su acusación en tres condiciones que considera “ha impuesto Google a los fabricantes de dispositivos Android y a los operadores de redes” para asegurarse el tráfico. Estas serían: obligar a los fabricantes a instalar Google Chrome y la barra de búsquedas de Google; que los fabricantes no instalen ajustes o aplicaciones que dirijan a un motor de búsqueda de la competencia y realizar pagos a determinados fabricantes y operadores a cambio de que preinstalen exclusivamente Google Search.

La sanción, que será recurrida por Google ante los tribunales, ha levantado heridas a escala internacional. El mandatario de EEUU, Donald Trump, salió a la palestra para advertir que la Unión Europea (UE) se aprovecha de su país, “pero no por mucho tiempo”, según informa el diario español La Vanguardia.

Posibles efectos
Aunque es difícil saber a ciencia cierta cuáles serán los cambios, uno de los que se anticipan es que los fabricantes de teléfonos inteligentes podrían sentarse a negociar con otros gigantes tecnológicos, como Microsoft, Amazon o Facebook, para que estos puedan incorporan sus sellos en los dispositivos o, en su defecto, que las propias empresas como Samsung o Huawei impulsen sus propios navegadores.

Estos movimientos, por otro lado, llevarían a Google a replantear sus estrategias para evitar pérdidas o también llevaría a los fabricantes a solicitar mayores pagos por parte de Google para mantener su navegador preinstalado.

El CEO de Google, Sundar Pichai, publicó un comunicado en el que defiende a las corporaciones de teléfonos inteligentes y señaló que si estas no tuvieran libertad de incluir otras apps y navegadores el ecosistema Android colapsaría.

De acuerdo con el profesor del IE Business School y experto digital, Enrique Dans, los usuarios sin duda están contentos con Android y lo adoptan hasta el punto de convertirlo en líder absoluto del mercado europeo y mundial.
Los desarrolladores tienen una plataforma sobre la que ofrecer sus aplicaciones y más de dos millones de ellos trabajan en Europa sistemáticamente sobre ella, reseña el especialista en su blog.

¿Y en Bolivia?
El especialista en tecnologías y cofundador de Wappcom, Hermany Terrazas, considera que este fenómeno lo notarán más las empresas que compiten por liderar la industria que los mismos usuarios, a quienes observa como consumidores que se adaptan a los cambios. No ve que Android deje de ser el sistema más utilizado ni en Bolivia ni a escala mundial.

Por su parte, el grupo boliviano Jala se halla trabajando en su propio sistema operativo denominado Selfish y Jorge López, CEO de la empresa, señala que la región debería tomar una posición similar a la de la CE.