MUNDO

Muere en Siria el bebé de Shamima Begum, la británica que se unió al EI


Shamima Begum, originaria del este de Londres, dio a luz a su tercer hijo en un campo de refugiados del noreste de Siria después de haber huido del último reducto del Estado Islámico en Baghuz.


Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

09/03/2019

El bebé de Shamima Begum, la joven londinense que a los 15 años huyó para unirse al grupo Estado Islámico (EI), murió en Siria, confirmó el portavoz de las fuerzas que combaten a los yihadistas.

A Begum, actualmente de 19 años, se le había retirado la nacionalidad británica a pesar de su deseo de regresar a Reino Unido tras dar a luz el mes pasado en un campo de refugiados del noreste de Siria.

El portavoz de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), Mustafa Bali, confirmó la muerte del bebé a la AFP, sin especificar cómo y cuándo tuvo lugar.



La cadena BBC, basándose en un certificado médico, informó que el bebé murió de neumonía.

Bagun había tenido otros dos hijos, nacidos después de su huida a Siria, que murieron aparentemente por enfermedades y malnutrición.

El caso de Shamima Begum, que huyó a Siria en 2015 junto a dos compañeras de escuela, divide a Reino Unido e ilustra los dilemas a los que se enfrentan los países europeos al tener que optar entre prohibir el retorno de sus nacionales yihadistas por motivos de seguridad y permitirles que regresen y procesarlos.

Begum dijo el mes pasado que quería regresar a Reino Unido, tras haber huido de los combates entre el grupo yihadista y las fuerzas respaldadas por Estados Unidos.



Pero unas declaraciones en las que afirmaba que no lamentaba haber huido a Siria sorprendieron en Reino Unido, golpeado por una serie de atentados en 2017 reivindicados por el EI.

El ministro británico del Interior, Sajid Javid, le retiró la nacionalidad al considerarla un riesgo para la seguridad, aunque el gobierno consideró que el recién nacido podría recibir otro trato.

"Convertir a alguien en apátrida es contrario al derecho internacional y ahora un niño inocente murió como consecuencia de haber retirado la ciudadanía británica a una mujer", reaccionó en Twitter la diputada Diane Abbott, una reconocida figura de la oposición laborista, tras conocerse la muerte del pequeño.

Las Fuerzas Democráticas Sirias llevan a cabo una ofensiva para acabar con el último foco de resistencia del grupo EI en Siria.

Según el Comité Internacional de Rescate, 12.000 mujeres y niños llegaron entre el miércoles y el viernes al campamento de Al Hol, gestionado por los kurdos, huyendo del último bastión del EI, en Baghuz, cerca de la frontera con Irak.
 





 




En esta nota