MUNDO

MUNDO

Muere bebé, víctima de explosiones en México


Tenía apenas 3 meses de vida. Su madre, que vendía pirotecnia, se desmayó durante las explosiones en el mercado y rescatistas trasladaron al bebé a un hospital, pero ayer falleció

La mamá de Eithan Farid Reyes publicó su foto en vida en las redes sociales, anunciando su fallecimiento

22/12/2016

A través de redes sociales una madre publicó la foto de su bebé de tres meses, quien se perdió en la conmoción que causó la explosión en el mercado de San Pablito en Tultepec. Para desgracia de la joven, el pequeño murió.

La madre pidió ayer a través de Facebook, que aquellos que tuvieran información sobre el paradero de su pequeño se comunicarán a unos teléfonos que posteó en la publicación, además, agregó una serie de señas particulares con las que sería posible identificar al menor.

Eithan Farid Reyes, de tres meses de edad, se encontraba en brazos de su madre al momento de la explosión. La mujer perdió el conocimiento a causa de una piedra que le cayó en la cabeza. Cuando despertó Eithan ya no estaba en sus brazos.

La foto del pequeño fue compartida casi por mil usuarios en la red social. Sin embargo, en una publicación más reciente la madre compartió que el pequeño Eithan de tres meses, había perdido la vida en el siniestro.

De acuerdo con diarios mexiquenses, el menor fue encontrado en el hospital Vicente Villada, en Cuautitlán, lugar al que habría sido trasladado por paramédicos para su atención, sin embargo, falleció, según publicó Excelsior.

De acuerdo con información compartida por la madre a través de Facebook, Eithan nació el pasado 21 de septiembre, a la fecha le daban pocas esperanzas de vida, motivo por el cual tenía una cicatriz de siete centímetros en el vientre. Misma seña que la madre pensó haría más fácil su reconocimiento en los hospitales.

El pequeño de tres meses de edad, es quizá la víctima más joven de la gran explosión que se suscitó en Tultepec y que hasta ahora ha cobrado la vida a por lo menos 35 personas, mientras que otras 46 resultaron con quemaduras graves.

Los padres vendían pirotecnia

Los padres de Eithan manejaban el local 110 del mercado San Pablito de Tultepec, ambos promocionaban a través de sus cuentas de redes sociales los productos pirotécnicos que en el lugar se vendían. Esteban Reyes y su pareja se anunciaban como la mejor opción de la región, productores de los clásicos ‘Toritos’.

La redes sociales quienes han tomado un papel protagónico al reportar este incidente, también opinaron sobre la muerte del menor, aunque en su mayoría los usuarios escribieron condolencias a la madre, hubo otros que no se limitaron a compartir su posición sobre el peligro que representan los juegos pirotécnicos.

Esteban Reyes y su pareja






e-planning ad
LO MAS
MUNDO

Alemania espió por años a la Casa Blanca

MUNDO

Esta es la ruta mundial de los productos 'truchos'

MUNDO

Ciberataque en EEUU fue más grave de lo pensado

MUNDO

Asamblea de la OEA concluyó sin resolución sobre Venezuela

MUNDO

¿Cuánta gente consume droga en el mundo?

e-planning ad
En Facebook
e-planning ad
EL DEBER
 
Te puede interesar
Eugenio Derbez tiene 55 años. Toda la chispa de este comediante llega con un nuevo título. Más de 10 millones de personas ya rieron en México
ESCENAS

¡Revuelo! Derbez llega a Bolivia como un gígolo

AL FIN VIERNES

El Festishow llenará de música y danza la ‘Casa’

Gianluca Andrade, Gabriela Oretea y Mijail Rojas, director, asistente de dirección y directora de arte. Los tres estuvieron desde el año pasado dando forma a la iniciativa
AL FIN VIERNES

El cine metió las manos a las leyendas cruceñas

Diez

La tapa de hoy

Juan Alfredo Jordán (dcha.) junto a Marco Peredo, presidente de la FBF. Foto. Fuad Landívar
FÚTBOL

Blooming pide que Peredo siga en la FBF

LIBERTADORES

Aprueban seis cambios para los octavos

Sociales
Melgar se dio a conocer en Yo me llamo, como Luis Fonsi. El miércoles volvió a la TV
SOCIALES

El 'Tío José' vuelve a Calle 7

SOCIALES

Shannon de Lima confirma su romance con un boxeador

SOCIALES

Actor de Cazafantasmas se quita la vida