mundo

May busca diálogo con Escocia por el brexit


La primera ministra británica buscará limar asperezas con Nicola Sturgeon y discutir las consecuencias que puede traer la salida de su país de la Unión Europea

La líder británica busca la unidad del Reino Unido luego del referendo que definió la salida de ese país del bloque europeo
Escuchar el artículo Pausar Lectura

15/07/2016

La primera ministra británica, la conservadora Theresa May, indicó que se traslado hoy a Escocia, en su primer viaje como jefa del Gobierno, para expresar a los escoceses su compromiso con la unión de la región con el Reino Unido.

"Creo de corazón en el Reino Unido, el querido vínculo entre Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte. Esta visita a Escocia es mi primera como primera ministra y vengo para mostrar mi compromiso, a fin de preservar esta unión especial", afirmó May en una declaración.

May, que asumió el miércoles en sustitución de David Cameron, agregó que su Gobierno estará comprometido con el pueblo escocés, después de que Escocia votase a favor de la permanencia en la Unión Europea (UE) en el referéndum del 23 de junio, aunque todo el Reino Unido fue favorable a la ruptura con Bruselas, sede de la UE.

La jefa del Gobierno puntualizó que cree no solo en la unión de las cuatro naciones, sino en la unión de "todos los ciudadanos" y destacó la importancia de que todos se beneficien, "ya sea reformando la economía o fortaleciendo nuestra sociedad".

"Vamos a construir un Reino Unido mejor y una nación que funcione para todos, no solo para unos pocos privilegiados", añadió.

May se reúne hoy en Edimburgo con la ministra principal escocesa, la independentista Nicola Sturgeon, para abordar las consecuencias del brexit, la salida del Reino Unido de la UE.

Sturgeon ha indicado que hará todo lo posible por defender los intereses de Escocia en la UE y no ha descartado la posibilidad de trabajar para convocar un segundo referéndum sobre la independencia de la región, después del primero celebrado en 2014 y en el que la población escocesa rechazó la escisión.



 




En esta nota