MUNDO

Más de 1.000 bomberos combaten cuatro grandes incendios en Portugal


Las altas temperaturas, que superan hoy los treinta grados en gran parte de Portugal, sumadas a la escasez de precipitaciones en las últimas semanas, están complicando el trabajo de las autoridades

Entre enero y septiembre de este año, han sido calcinadas en Portugal 215.988 hectáreas forestales

15/10/2017

Más de 1.000 bomberos combaten este domingo cuatro grandes incendios en el centro y norte de Portugal, donde las autoridades han desplegado además casi 300 vehículos de extinción terrestre y ocho medios aéreos.

El fuego que más preocupa se encuentra en el municipio de Lousã, en el distrito de Coimbra (centro del país), donde se concentran 390 bomberos asistidos por 106 vehículos de extinción terrestre y cuatro medios aéreos, según datos de la Autoridad Nacional de Protección Civil (ANPC).

También son especialmente intensas las llamas en los términos municipales de Seia, en el distrito de Guarda (centro), donde trabajan 290 bomberos y de Monção, distrito de Viana do Castelo (norte), donde hay desplegados 179 bomberos.

El último de los cuatro incendios importantes es el de Sertã, en el distrito de Castelo Branco (centro), donde tratan de controlar las llamas 163 bomberos.

Junto a estos cuatro grandes focos, permanecen además activos más de cuarenta incendios de pequeñas dimensiones en el centro y norte de Portugal.

Las altas temperaturas, que superan hoy los treinta grados en gran parte de Portugal, sumadas a la escasez de precipitaciones en las últimas semanas, están complicando el trabajo de las autoridades, que han extendido el periodo crítico de incendios forestales hasta el próximo 31 de octubre.

Se trata de la segunda vez que se prolonga este año el periodo crítico de incendios forestales, que usualmente concluye el 30 de septiembre.

Entre enero y septiembre de este año, han sido calcinadas en Portugal 215.988 hectáreas forestales, lo que supone un 174 % más que la media de los últimos diez años, según datos del Instituto de Conservación de la Naturaleza y los Bosques luso.

El fuego más grave de 2017 fue el registrado el pasado 17 de junio en el término municipal de Pedrógão Grande (en el centro del país), que dejó 64 muertos y más de 250 heridos.



En esta nota