mundo

Macri: Solo 4 de cada 10 argentinos tienen empleo


El presidente argentino, Mauricio Macri, comentó sentirse preocupado por el bajo índice de empleo. Criticó al Gobierno anterior por crear 750.000 empleos públicos

El mandatario se presentó en la apertura de la Jornada Nacional del Agro en Buenos Aires
Escuchar el artículo Pausar Lectura

24/08/2016

El presidente argentino, Mauricio Macri, consideró este miércoles que "tiene que preocupar" que la tasa de actividad en Argentina "apenas supere el 40%" y criticó que el Gobierno anterior creara 750.000 empleos públicos para "disimular" su "incapacidad" de crecer.

"Hay datos reales de la economía" que "nos tienen que preocupar", como que "la población que efectivamente tiene empleo" en Argentina "apenas supera el 40%" cuando "la mayoría de los países de la región" están por encima "del 50%", aseguró el mandatario durante la apertura de la Primera Jornada Nacional del Agro en la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

Según los datos difundidos ayer por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), la tasa de actividad fue del 41,7% en el segundo trimestre de 2016 en el país suramericano.

Las cifras, las primeras oficiales referidas al mercado de trabajo desde la llegada de Macri a la Presidencia el pasado diciembre, revelaron además que la tasa de desempleo alcanzó el 9,3%.

Durante el acto de hoy, organizado por las Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), el mandatario hizo hincapié en que dentro de ese 40 %, se incluyen unos 750.000 empleos públicos creados durante la última década "que en la mayoría de los casos fueron para disimular la incapacidad de crecer".

"Salir de tantos años de populismo no es fácil, pero no hay duda de que del populismo se sale con menos populismo" apuntó Macri, antes de insistir en que su Gobierno apuesta por la generación de "empleo genuino", la tecnología y el "restablecimiento" de la verdad.

Además, destacó la necesidad de buscar "nuevos mercados" en ese proceso de "reapertura" del país al mundo mediante los acuerdos que se han iniciado con Estados Unidos, Japón o la Unión Europea, aunque consideró que el intercambio de ofertas con esta última es todavía "pobre".

"Espero que en este intercambio creciente también haya una mayor apertura a productos con mayor valor agregado de lo que estamos exportando", dijo el mandatario.

También vio necesario que se proteja el medioambiente y la energía y se potencien las economías regionales mediante la recuperación del sistema logístico argentino, que, a su juicio, actualmente es "de los peores" del mundo.

El jefe de Estado argentino hizo hincapié en que debido a "años de políticas equivocadas" y "miopía" hay sectores que enfrentan especiales dificultades, como el de los tamberos (encargados de las lecherías) o el de los productores frutihortícolas, un sector que "no encuentra todavía el camino al crecimiento".

Este martes, estos últimos se concentraron en la Plaza de Mayo de Buenos Aires para repartir 10.000 kilos de frutas como forma de protesta por la "miseria" que cobran por sus productos en comparación con el precio final de mercado, algo que para Macri refleja que este sector "demanda" poder utilizar "los recursos del Estado para salir de ese lugar".

Por su parte, el presidente de las CRA, Dardo Chiesa, aseguró durante su intervención en la jornada que el sector agropecuario viene de "tiempos muy difíciles" y hoy "le cuesta" que sus productos accedan a "mercados institucionalizados".



 




En esta nota