mundo

Lula rechaza acusaciones de corrupción de Fiscalía


El expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, comentó que si la Fiscalía presenta pruebas de algún delito de corrupción el irá caminando a la Policía para ser detenido

La Fiscalia de Brasil lo acusa de corrupción y lavado de dinero por haber recibido favores de empresas implicadas al caso Petrobras
Escuchar el artículo Pausar Lectura

15/09/2016

El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva rechazó este jueves las acusaciones de corrupción y lavado de dinero de la Fiscalía y, en un irónico y largo pronunciamiento, dijo que si le prueban algún delito irá caminando hasta la comisaría para su detención.

"Prueben e iré caminando para ser detenido en Curitiba", afirmó el ex jefe de Estado al citar la ciudad desde donde la Fiscalía lidera todas las investigaciones sobre el gigantesco escándalo de corrupción en la petrolera Petrobras.

La Fiscalía presentó el miércoles cargos por corrupción y lavado de dinero contra Lula por supuestamente haber recibido favores de una de las empresas condenadas por las corruptelas de Petrobras.

Lula da Silva y su esposa son acusados de corrupción pasiva, fraude documental y lavado de capitales.

De acuerdo con el expresidente, que fue acusado de ser el "máximo comandante de la red de corrupción en Petrobras", la Fiscalía no presentó ninguna prueba en su contra y sólo lo acusó con base en "convicciones" de los fiscales.

Rousseff se pronuncia 

Por su parte la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, criticó la demanda por corrupción interpuesta contra el exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva, y aseguró que el objetivo es evitar que el líder sindical se mida en las elecciones presidenciales de 2018.

"Es evidente que esta denuncia atiende a los objetivos de aquellos que pretenden impedir su candidatura en 2018", expresó Rousseff por medio de sus redes sociales.

,
n
,

"Es lamentable que se formule una denuncia sin pruebas contra el expresidente Lula y su familia", añadió.

Rousseff, quien fue víctima del llamado impeachment (juicio político), indicó que "una vez más, la democracia es herida, una vez más, una grave injusticia se comete sin fundamentos reales".

"Ahora el objetivo es el expresidente Lula", manifestó la Presidenta constitucional de Brasil.



 




En esta nota