MUNDO

Los migrantes retoman fuerzas y están de duelo


Más de 7.000 migrantes están dispuestos a llegar a la frontera con Estados Unidos. Jóvenes y niños sufren diversos males


La marcha de los más de 7.000 centroamericanos salió de San Pedro Sula (Honduras) el 13 de octubre
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

24/10/2018

La caravana de migrantes centroamericanos que cruza estos días México decidió ayer tomar un día de descanso en Huixtla tras la agotadora jornada del lunes, y guardar así un día de luto por un joven hondureño fallecido al caer del camión que lo transportaba.

“La verdad es que estamos muy maltratados de los pies por el tipo de zapatos, y por eso estamos descansando para mañana seguir”, explicó ayer a Efe Reyna Elisabeth Cumala Rodríguez, una salvadoreña de 49 años que busca emigrar por la pobreza y que forma parte de esta caravana con más de 7.000 personas, en su mayoría procedentes de Honduras.

Ayer, esta gran caravana que partió el 13 de octubre de San Pedro Sula (Honduras), descansará todo el día en Huixtla, en el suroriental estado mexicano de Chiapas, luego de una larga caminata ayer de más de 35 kilómetros desde Tapachula.



Irineo Mujica, dirigente de la ONG Pueblo Sin Fronteras, explicó que ayer fue día de descanso -el primero durante la travesía- y que además se recordó al joven muerto el lunes en la carretera cuando cayó de un tráiler que le ofreció transporte, convirtiéndose en el primer fallecido oficial de la caravana. “Mañana (hoy), descansados, a las 5 de la mañana, se puede avanzar y llegar a un lugar que se llama Mapastepec”, informó Mujica, en un mensaje que transmitió por megáfono a centenares de migrantes.

Mapastepec se encuentra a casi 70 kilómetros de Huixtla, por lo que de cumplirse los planes, la jornada de hoy será extremadamente dura; el doble de la del lunes.

El descanso “es una muy buena decisión porque hemos caminado bastante y los niños también. Ellos sí tienen problemas, los grandes aguantamos más”, señaló Sergio Omar Ramírez, de 19 años y natural de Ocotepeque (Honduras).

De acuerdo con el refugio para migrantes del municipio de Suchiate, fronterizo con Guatemala, 7.125 personas entraron a territorio nacional el pasado fin de semana. De estos, había alrededor de 1.500 mujeres, 1.500 niñas y 900 niños.