MUNDO 

Los Zetas controlaban el penal amotinado que se incendió en México


La Policía mexicana trasladó a dos altos capos del cártel de la droga a otra cárcel de máxima seguridad. El Gobierno mexicano intensifica los operativos contra los narcos

La policía antimotines y ambulancias se desplegaron en la cárcel Topo Chico
Escuchar el artículo Pausar Lectura

12/02/2016

Autoridades mexicanas encontraron cocaína, cuchillos y pantallas de televisión en una cárcel de la ciudad de Monterrey donde un violento enfrentamiento causó 49 muertos, informó el gobernador del estado de Nuevo León, Jaime Rodríguez.

El hallazgo expuso una situación de "autogobierno" en el penal Topo Chico, donde grupos de presidiarios vinculados al sanguinario cártel de Los Zetas ejercían control dentro de la cárcel.

El encarnizado motín se produjo el jueves en la madrugada en el penal de Monterrey, en el que los reos se enfrentaron con palos y navajas e incendiaron bodegas durante una disputa intestina del cártel de Los Zetas.

El enfrentamiento dejó 49 muertos y 12 heridos, cinco de ellos graves, según datos oficiales.

"En el transcurso de la tarde y noche de jueves se hizo un cateo completo ya para tomar el control de las instalaciones de penal, y encontramos una serie de cosas irregulares: medio kilo de marihuana, 30 pastillas psicotrópicas, 23 dosis de cocaína en piedra, 38 dosis de marihuana, 30 dosis de cocaína en polvo", detalló Rodríguez en conferencia de prensa.

Agregó que también fueron encontrados "120 puntas artesanales, 60 martillos, dos pantallas de 67" pulgadas, 400 encendedores, 16 memorias de USB, 10 reproductores de MP3, 28 pinzas mecánicas y 86 cuchillos".

Reconoció que en el penal hay una situación de autogobierno de los presos, "evidentemente por la incapacidad financiera, por la incapacidad de tener custodios suficientes".

En Topo Chico la sobrepoblación alcanza 35%, con 3.800 reos, según Rodríguez.



 




En esta nota