DAVOS

Latinoamérica promueve en Davos imagen de tacto económico y de apertura


Los líderes de la región, entre ellos los presidentes de Brasil, Panamá, Colombia, expusieron en el foro económico mundial

El presidente de Brasil mostrando sus logros y sus expectativas en la cumbre económica de Davos
Escuchar el artículo Pausar Lectura

25/01/2018

Los líderes latinoamericanos se esforzaron ayer por mostrar ante el mundo una imagen de seriedad al frente de la política económica y en exponer sus logros como continente abierto y preparado para la inversión exterior.


El Fondo Monetario Internacional (FMI) dijo en el Foro Económico Mundial de Davos (Suiza) que América Latina crecerá en 2018 un 1,9% y un 2,6% en 2019, entre otras razones, por la recuperación de Brasil.


El presidente de Brasil, Michel Temer, tuvo ayer la oportunidad de hablar en el principal auditorio del Centro de Congresos de Davos, reservado para los grandes discursos de los jefes de Estado y de Gobierno, a los que el Foro Económico Mundial pone la alfombra roja.


También el presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, tuvo su sitio en Davos, al igual que el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, la primera ministra de Perú, Mercedes Aráoz, y los ministros de Hacienda de Brasil, Henrique Meirelles, y de Comercio Exterior e Inversiones de Ecuador, Pablo Campana, cuyo país participa por primera vez en el Foro.


Temer quiso dejar claro a la élite de Davos, donde se reúnen cada año más de 3.000 participantes del mundo económico y político, que “Brasil ha vuelto” y ha emergido de la recesión económica, la más severa jamás vivida, “más próspero y más abierto”.


Internet, un puntal
Grandes compañías como Google o Alibaba, pero también organismos como la OMC, consagraron ayer en el foro a internet como el puntal del libre comercio y la herramienta para que empresas de menor tamaño puedan competir en condiciones de igualdad.


 El presidente y fundador de Alibaba, Jack Ma, defendió de todas las maneras posibles en el foro el comercio electrónico, que se ha impuesto, entre otras razones, porque "es lo que prefieren los jóvenes, y lo que prefieren las nuevas generaciones es lo que triunfa".



 




En esta nota