BOLIVIA

“Lamentamos que Bolivia haya apoyado a Rusia y a favor de Siria”


El Reino Unido cuestionó que la diplomacia boliviana haya apoyado a Rusia y a Siria en el Consejo de Seguridad de la ONU. El diplomático alerta por el uso de armas químicas 

James Thornton habló con EL DEBER sobre los conflictos desatados con Rusia y Siria con armas químicas prohibidas por la ONU
Escuchar el artículo Pausar Lectura

22/04/2018

James Thornton, embajador del Reino Unido en Bolivia, criticó a la diplomacia boliviana por no respaldar en el Consejo de Seguridad de la ONU una resolución de condena a los ataques químicos en Siria. Así habló con EL DEBER sobre el caso del envenenamiento Skripal, Rusia y Siria.

Tras una larga investigación, Londres concluye que Sergei Skripal y su hija Yulia fueron envenenados el 6 de marzo con un agente nervioso de grado militar desarrollado por Rusia. Y que esta sustancia forma parte de un grupo de agentes nerviosos conocidos como “Novichok”. ¿Qué los lleva a concluir que el Gobierno ruso haya estado detrás del ataque?
 

Novichok es un agente nervioso muy particular y muy difícil de fabricar. La investigación de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) señala que es un muy difícil que haya sido fabricado por otros actores. Sabemos que estas sustancias fueron fabricadas hace algunos años por las autoridades rusas y nos parece muy improbable que cualquier otro actor haya podido fabricar este agente. Además, Rusia tiene una historia de asesinatos de los que consideran enemigos en tierras extranjeras. Hace 11 años, en 2007 mataron a otro disidente ruso por medio del químico polonio.
 El informe de la OPAQ no pudo establecer conexión entre los atacantes y Rusia. ¿Cómo evalúa este estudio de la entidad internacional?

El objetivo de la investigación de la OPAQ no era establecer responsabilidades. Su propósito era averiguar la naturaleza del agente utilizado. La responsabilidad de los rusos es una conclusión del Reino Unido que es compartida por muchos otros países, eso es lo que llevó a las sanciones diplomáticas contra Moscú.
 Rusia ha pedido ser parte de las investigaciones sobre el ataque a Skripal y su hija. ¿Por qué Londres no accede a este pedido?

¿No es un poco extraño dejar participar en una investigación a quien es considerado presunto autor del ataque? Sería una contradicción incluirlos. 
 La crisis diplomática con Rusia se ha agravado con el caso Duma, en Siria, que ha llevado al bombardeo de tres supuestas fábricas de armas químicas en Damasco y Holms. El Reino Unido ha participado directamente en este ataque militar. ¿Había suficientes elementos para asegurar que en Duma hubo un ataque químico que pudiera justificar el bombardeo?

El Reino Unido tiene una participación global muy activa. Estamos muy involucrados en la búsqueda de soluciones a los grandes problemas del mundo. Queremos la seguridad planetaria, salvar vidas, impulsar el crecimiento económico y el desarrollo. Somos el único país grande que alcanzó la meta de la ONU para la asistencia oficial al desarrollo con el 0,7% del PIB. Nos interesa impulsar y proteger la democracia y los derechos humanos. En el caso de Siria, hemos trabajado sin parar desde el inicio de la guerra civil en 2011 dentro del Consejo de Seguridad de la ONU. Apoyamos los esfuerzos de la ONU para buscar una solución política y hemos reclamado al gobierno de Bashar al Asad que regrese a las negociaciones. Además, hemos comprometido un monto enorme de dinero (3.500 millones de dólares) para la ayuda humanitaria en Siria. En Duma hubo un ataque con armas químicas, no hay duda. Estamos seguros de que se utilizaron armas químicas. Tenemos la evidencia de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que alertó que cientos de personas se hicieron atender en centros médicos con síntomas de haber sido víctimas de un ataque químico. Además, tenemos el testimonio de muchos trabajadores de ONG en el lugar. Lo que ocurrió es que lanzaron bombas de barril desde helicópteros. 
 El caso del ataque químico en Duma desató una grave crisis diplomática y militar…

Así es. El ataque fue lanzado después de varias iniciativas en el Consejo de Seguridad de la ONU. Primero buscamos una investigación completa a través de la OPAQ, la cual fue bloqueada por Rusia con el apoyo de Bolivia. Hubo 12 votos a favor de este proyecto de resolución. China se abstuvo, Bolivia la rechazó y Rusia ejerció su poder de veto. Solo después del fracaso de esta iniciativa es que lanzamos el ataque sobre Siria. Fue un ataque muy limitado y muy dirigido para degradar las capacidades del Gobierno sirio de lanzar nuevos ataques químicos. Además, fue un ataque pensado para minimizar el riesgo de víctimas. Al contrario del ataque del Gobierno sirio contra su pueblo, que causó más de 70 muertos y 500 heridos. 
 ¿Qué le parece esta alianza diplomática de hecho que tiene Bolivia con Rusia?

Me parece una lástima que Bolivia haya votado en contra de esta resolución que buscaba una investigación completa e independiente sobre lo que había pasado en Duma. Lamentamos que Bolivia haya votado en otras ocasiones en el mismo sentido. Pedimos a Bolivia apoyar todas las medidas en el Consejo de Seguridad para desalentar ataques futuros y buscar soluciones prácticas al conflicto en Siria. Esperamos que todo esto no desate una nueva Guerra Fría.



 




En esta nota