mundo

La reina Máxima de Holanda sufre conmoción cerebral por una caída


La información la confirmó su esposo el rey Guillermo Alejandro. Deberá guardar reposo, el viernes los médicos decidirán si puede continuar con sus actividades

La reina Máxima de Holanda durante la recepción de los reyes de los Países Bajos al presidente griego, Prokopis Pavlopoulos, el pasado lunes
Escuchar el artículo Pausar Lectura

06/07/2016

La reina Máxima de Holanda se cayó el pasado viernes y sufre una "ligera conmoción cerebral". El servicio de información de la Casa Real ha desvelado hoy los hechos, y señala que deberá guardar reposo, según apunta el diario español El País.

"Se encuentra bien, pero ahora debe descansar de verdad", afirmó su esposo, el rey Guillermo-Alejandro en declaraciones reproducidas por la agencia DPA.

La caída de Máxima sucedió el viernes, en su vivienda de Wassenaar, cerca de La Haya, y desde entonces "ha estado cinco días de un lado para otro con una conmoción cerebral", dijo su marido.

De todas formas, la casa real no dio detalles sobre cómo se produjo la caída, aunque según explicó el rey ante la prensa holandesa, días después del accidente Máxima sufrió dolores de cabeza.

Pese a ello, el lunes recibió junto a su marido al presidente griego, Prokopis Pavlopoulos, en un almuerzo en el palacio, y recién hoy recibió un diagnóstico médico, en el que se le prescribió reposo.

El próximo viernes tiene lugar el tradicional posado de verano con su esposo, el rey Guillermo Alejandro, y sus tres hijas, las princesas Amalia, Alexia y Ariana, y los médicos decidirán entonces si puede acompañarles. En octubre de 2015, la soberana consorte tuvo que interrumpir una visita oficial a China por culpa de una infección de riñón. Aquejada de una pielonefritis, al ver que la fiebre no remitía y el dolor se extendía a la espalda, regresó a La Haya mientras a su esposo seguía adelante con el viaje de Estado.



 




En esta nota