mundo

La costa este de EEUU espera una poderosa tormenta de nieve


El fenómeno azotará la capital, Washington y también Nueva York, Carolina del Norte y Maryland. Puede dejar 60 cm de nieve. Cancelan miles de vuelos y piden cuidado

Un empleado de una tienda en Washington prepara más palas quitanieve para ponerlas a la venta, debido a la alta demanda
Escuchar el artículo Pausar Lectura

22/01/2016

La costa este de Estados Unidos se prepara hoy para una gran tormenta que podría dejar hasta 60 centímetros de nieve y vientos de casi 100 kilómetros por hora, y que ya ha obligado a declarar la situación de emergencia en seis estados.

Washington DC, Maryland, Virginia, Pensilvania, Carolina del Norte y Tennessee se preparan para al menos 36 horas de tormenta de nieve que ponen en máxima alerta a unos 29 millones de personas y podría afectar a un total de 85 millones.

La alcaldesa de Washington DC, Muriel Bowser, advirtió hoy de que se trata de una tormenta "de vida o muerte" que las autoridades están afrontando como un asunto "de seguridad nacional".

La capital de Estados Unidos está en el centro de una tormenta que el Servicio de Meteorología nacional ya califica de "histórica", lo que ha obligado a tomar medidas de precaución sin precedentes.

El metro de Washington, que sirve a los vecinos estados de Maryland y Virginia, cerrará hoy a las 23.00 hora local hasta por lo menos el lunes, algo que no había ocurrido desde el huracán Sandy de octubre de 2012, que obligó a cerrar durante 36 horas.

Los directivos del metro tomaron esta medida, que ha disgustado a muchos ciudadanos, por temor a que un corte eléctrico de gran escala provocado por los fuertes vientos dejara a pasajeros atrapados en los túneles.

Los autobuses dejarán de funcionar antes, a las 15.00 horas de hoy, momento en el que las autoridades han pedido que todos los ciudadanos estén ya recogidos en el lugar donde se vayan a quedar hasta que se termine la tormenta y se hayan habilitado las calles y carreteras.

El Gobierno federal cerró sus oficinas hoy al mediodía y en empresas y organismos de la ciudad se ha dado a los trabajadores la opción de trabajar desde casa.

En el conjunto del país se han cancelado 2.544 vuelos que debían salir hoy y 2.565 previstos para mañana.

Las condiciones de transporte por carretera ya se han comenzado a deteriorar en Tennessee, Carolina del Norte y algunas zonas de Virginia, donde los ciudadanos han comenzado a refugiarse en sus casas.

Los estados amenazados por la tormenta ya tienen más de 1.997.750 toneladas de sal preparadas para tratar sus carreteras y autopistas.

Además, centenares de personas se han quedado ya sin electricidad en Virginia y las autoridades esperan este tipo de incidencias en aumento a medida que avance la tormenta.

Se prevé que Nueva York reciba la fuerte tormenta de nieve y viento desde este sábado a primera hora de la mañana y el alcalde, Bill de Blasio, ha pedido a los ciudadanos que se queden en casa todo el fin de semana hasta que las autoridades puedan limpiar la nieve.



 




En esta nota