MUNDO

La británica Oxfam, en el ojo de la tormenta por escándalos sexuales


Directivos y cooperantes de la ONG contrataron prostitutas mientras se hallaban prestando ayuda tras el terremoto de 2010. Hay denuncias también en otros países.

Escuchar el artículo Pausar Lectura

18/02/2018

La ONG británica Oxfam se ha visto envuelta en un escándalo al destaparse que directivos y cooperantes de la organización contrataron a prostitutas en Haití poco después del terremoto que devastó el país en 2010, según reveló una investigación del diario británico The Times.
En respuesta a esas acusaciones, la organización, fundada en Oxford (Inglaterra) en 1942 y que recibe cerca de 300 millones de libras (338 millones de euros) de fondos públicos al año en el Reino Unido, admitió en un comunicado que el comportamiento de sus trabajadores fue “completamente inaceptable”.
La ONG negó, sin embargo, que se intentara ocultar los hechos y subrayó que se llevó a cabo una investigación interna en 2011 para “cortar de raíz” esos comportamientos y “tomar medidas contra aquellos que estuvieron involucrados”.
 Un documento interno al que tuvo acceso The Times revela que Oxfam aceptó la dimisión de tres hombres y despidió a otros cuatro en el marco de una investigación sobre “explotación sexual, descargas de pornografía, abusos de poder e intimidaciones”.
Uno de los hombres que abandonó su cargo sin recibir ninguna acción disciplinaria fue el entonces director de la ONG en Haití, Roland van Hauwermeiren, que según el diario admitió haber mantenido encuentros con prostitutas en una ‘villa’ alquilada para él por la organización.
A pesar de esa confesión, la directora ejecutiva de Oxfam en aquel momento, Barbara Stocking, ofreció al cooperante belga una “salida por fases y digna”, en lugar de despedirlo, para evitar "implicaciones potencialmente serias" para la reputación de la ONG, según desveló The Times.
 El informe confidencial que detalla las pesquisas internas de la organización humanitaria subraya que existía una “cultura de la impunidad” entre su personal destinado a Haití y advierte de que podría haber menores de edad entre las mujeres que sufrieron explotación sexual por parte de los cooperantes.

Investigación
El Gobierno haitiano anunció, por su parte, el lanzamiento de una investigación para arrojar luz sobre las denuncias de explotación sexual contra miembros de la organización británica Oxfam en el país caribeño.  
“El Estado haitiano quiere echar luz sobre este tema y encontrar a los responsables, aquellos que están involucrados en este caso y que, si son hallados culpables, serán castigados conforme a la justicia”, declaró el canciller Antonio Rodrigue.  
Los representantes de la ONG Oxfam en Haití fueron convocados por las autoridades, pero la reunión finalmente se pospuso hasta la próxima semana.  
“Hemos considerado oportuno posponer esta reunión debido a la ausencia del ministro de Planificación. El director de Oxfam en el país también está de viaje y el director de Oxfam para las Américas y el Caribe vendrá asimismo para reunirse con las autoridades haitianas”, dijo Rodrigue.  

Plan de acción
Sumida en el grave escándalo sexual, la poderosa organización británica Oxfam desveló el viernes su plan para prevenir nuevos abusos como los ocurridos en Haití, considerados como una vergonzosa "mancha" para esta oenegé pese a que el principal implicado los niegue.
“Lo que ocurrió en Haití es una mancha sobre Oxfam que nos avergonzará durante años y con razón”, declaró Winnie Byanyima, directora ejecutiva de Oxfam Internacional. “Imploro el perdón, de todo corazón”, añadió.
La organización anunció la creación de una comisión “independiente” que analizará la cultura y las prácticas de la ONG. Esta organización “trabajará a distancia” y tendrá acceso a los registros de la oenegé y a sus empleados, a los que entrevistará para identificar los abusos.  
Oxfam triplicará además la financiación de los programas de protección –que superará los $us 1 millón– y duplicará el personal que se dedica a ellos, aumentando la inversión en las formaciones sobre asuntos de género.  
“Vamos a crear un sistema de verificación”, precisó Byanyima en la BBC. "Invito realmente a cualquier persona que haya sido víctima de abusos en nuestra organización a que se haga conocer".



 




En esta nota