mundo

Kuczynski intenta acortar la diferencia con Keiko en recta final de la campaña


Este domingo se celebra en Perú la segunda vuelta electoral en la que se decidirá al próximo presidente. La candidata del fujimorismo tiene mínima ventaja según sondeos

Últimos días de campaña en Perú, que este domingo elige presidente
Escuchar el artículo Pausar Lectura

01/06/2016

Los candidatos presidenciales peruanos Keiko Fujimori y Pedro Pablo Kuczynski intensificaron este miércoles sus actos de campaña para intentar captar el voto de los aún indecisos de cara a las elecciones del próximo domingo.

A cuatro días de las elecciones, Kuczynski, exministro de Economía en el Gobierno de Alejandro Toledo, espera recortar la ventaja de entre 5 y 6 puntos que los sondeos divulgados hasta el pasado domingo conceden a Keiko Fujimori, hija el encarcelado expresidente Alberto Fujimori.

Las últimas encuestas revelan que aún hay hasta un 15 % de peruanos que todavía no ha decidido su voto para la segunda vuelta electoral, por lo que ambos candidatos tratan en los últimos días de campaña, que concluirá el jueves, de dirigir hacia ellos sus mensajes.

A favor de Kuczynski, de 77 años, juegan los apoyos políticos, tanto de sectores de la izquierda como de la derecha que ha obtenido esta semana, su buen desempeño en el debate electoral del domingo pasado y la multitudinaria marcha que se celebró anoche en contra de la candidatura de Keiko Fujimori, de 41 años.

Miles de personas, integrantes de organizaciones civiles, estudiantiles y sindicatos laborales marcharon anoche en la capital peruana contra Keiko Fujimori por las denuncias de corrupción en su entorno y los delitos ocurridos en el Gobierno de su padre, Alberto Fujimori (1990-2000).

Aunque Kuczynski, también conocido como PPK y que hoy cierra su campaña en Lima y mañana lo hará en Arequipa, había asegurado que participaría en la marcha, finalmente anunció que no asistiría para que no se interpretara como un gesto antidemocrático con su adversaria.

Quienes sí asistieron fueron los excandidatos presidenciales Verónika Mendoza, del izquierdista Frente Amplio, que logró 20 legisladores en las elecciones del pasado abril lo que le convierte en la segunda fuerza en el Parlamento por detrás del fujimorismo, y Julio Guzmán.

Ambos han llamado a la ciudadanía a emitir "un voto crítico" a favor de PPK para luchar contra la amenaza a la democracia que, en su opinión, implicaría el retorno del fujimorismo al poder.

Para Keiko Fujimori, que hoy tiene un acto en Chiclayo y mañana cierra su campaña en Lima, estas marchas "fomentan el odio" y cuestionó que PPK, que en las elecciones de 2011 respaldó su candidatura presidencial frente al actual presidente Ollanta Humala, apoye estas "marchas llenas de insultos".

En opinión de analistas como Alfredo Torres, presidente de la encuestadora Ipsos Perú, tanto el debate del domingo pasado, así como la marcha de "No a Keiko" tendrán un impacto en los resultados de las elecciones.

Torres dijo a Efe que es difícil que PPK remonte "pero no imposible", y recordó que ya ocurrió en las anteriores elecciones en las que Keiko era favorita y finalmente ganó Ollanta Humala.

Sobre el apoyo de Verónika Mendoza a PPK, Torres consideró que tiene sus pros y sus contras ya que aunque puede ayudarle a conseguir votos de la izquierda en el sur del país, donde ella logró sus mejores resultados en la primera vuelta y hay un mayor número de indecisos, también "le puede alejar algunos votos de derecha".

Para Alfredo Torres, la decisión de Kuczynski de no asistir a la marcha contra Keiko "fue prudente para no perder el voto de derecha" que está dividida, entre los más liberales que están con él y los más conservadores, con la hija de Fujimori.

Torres también destacó que la candidatura de Keiko se ha complicado en los últimos días con la denuncia que vincula al exsecretario general de Fuerza Popular, Joaquín Ramírez,con una investigación por lavado de activos del Departamento Estadounidense Antidrogas (DEA).

A ello se suma el que el candidato a vicepresidente de Keiko Fujimori y exministro de Agricultura en el último Gobierno de Alberto Fujimori, José Chlimper, admitió que él entregó unas grabaciones de sonido con las que se trató de desacreditar la denuncia contra Ramírez, aunque negó estar involucrado en la manipulación del audio.

Keiko Fujimori ha defendido que Chlimper actuó con transparencia y ha recordado que Ramírez ha dejado la secretaría general de su partido.
En un acto de campaña en la zona comercial de Gamarra, PPK se refirió hoy al caso de los audios y señaló que Chlimper" se escondió porque no pudo explicar cómo un audio entra así y sale asá".

Fujimori ganó la primera vuelta de las elecciones celebrada el pasado 10 de abril con el 39,85 % de los votos, mientras que Kuczynski, fue segundo con el 21,01 %.



 




En esta nota